SÁBADO DE RÉCORD: 173€

El campo, cautivo ante la escalada imparable en el precio de la luz

Agricultores y ganaderos lamentan subidas de más del 50% en sus recibos entre junio y septiembre

ARAGÓN NOTICIAS /

La escalada del precio de la luz sigue imparable y este sábado el megavatio hora alcanza los 173 euros, cifra un 20% inferior a la del viernes pero que bate el precio récord en una jornada de sábado. Con esa cota alcanzada, el precio de la electricidad se ha multiplicado por siete en un solo año (el mismo 2 de octubre, pero de 2020, el megavatio hora estaba a 24,80 euros. Una subida ante la que el campo permanece cautivo, puesto que no puede escoger cuándo hacer un uso más intensivo de este recurso cada vez más prohibitivo. 

Agricultores y ganaderos estiman que sus recibos de la luz se han incrementado en más de un 50% entre los meses de junio y septiembre, el periodo más delicado del año en el que su demanda se dispara. Los animales requieren más confort para hacer frente a la canícula, y los frutales y los campos necesitan más agua. Y las cooperativas deben tener sus cámaras frigoríficas a pleno rendimiento para almacenar la fruta recogida. Esos costes fijos, advierten, están haciendo mella en su facturación. 

El consultor medioambiental Pedro Larrotiz pone cifras al problema de uno de los muchos ganaderos que estos meses se hace cruces con las facturas de la luz: "El coste en 2020 fue de 6.500 euros en tres meses y este año han sido 10.500 euros, lo que supone un aumento de más de un 60%", calcula.

Las explotaciones son cada vez más modernas y eso requiere de más electricidad. Granja San José, ubicada en la localidad oscense de Tamarite de Litera, pasa por ser la más tecnificada de España. Consume cada año tres millones de kilovatios porque a los gastos de ordeño se le suman los equipos de ventilación cuando más calor hace. Ahora tienen que renovar el contrato con las eléctricas.

Para su director general, Jaume Pons, "las mejores ofertas están un 15% por encima del año pasado y hay alguna oferta hasta un 50%", explica. Unas ventajas a priori que entrañan jugársela. "Las mejores ofertas obligan a hacer contratos de más de un año con todo el riesgo que eso implica", expone.  

Por ello, ganaderos como Pons reclaman poder adaptar la potencia a las necesidades reales en función de la época del año. "En junio, han vuelto a modificarse estas tarifas. Menos horas baratas y más intermedias. Y además, la penalización por el exceso de potencia es mayor", explica Larrotiz.

Así que muchos se plantean utilizar energías renovables, como es el caso de Frutas Erruz, que ha cubierto los techos de sus naves de placas solares. Buscan minimizar gastos porque tienen que almacenar los siete millones de kilos de manzanas y peras que ahora están recogiendo en las cámaras frigoríficas. "Si no, no podríamos vender todo el año y tendríamos que vender toda la fruta en un mes", asegura Arturo Erruz, gerente de la empresa de Paracuellos de Jiloca. 

Agricultores y ganaderos no tienen escapatoria con los actuales precios porque con gasoil "sería más caro aún", lamenta Erruz, por lo que las placas solares ayudan a sobrellevar de momento el subidón del recibo.