‘OBJETIVO’

Las viviendas más caras de Aragón están en el Pirineo

La tasa de ahorro de las familias o el deseo de tener una casa más grande tras el confinamiento son algunas de las causas que han provocado un aumento de las compraventas en la Comunidad

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El precio de venta en algunas áreas del Pirineo alcanza los 3.000 euros el metro cuadrado.

El número de compraventas de viviendas en Aragón ha aumentado notablemente en los últimos años. Después de tocar suelo entre 2013 y 2014, con apenas 7.500 ventas anuales, la tasa de ahorro de las familias o el deseo de tener más espacio tras el confinamiento favorecieron que el año pasado se superaran las 15.000 compraventas. Eso sí, el precio varía notablemente según el punto de la Comunidad en el que se ubique la vivienda.

La urbanización con el metro cuadrado más caro se encuentra en Sallent de Gállego, en pleno valle de Tena y a pocos kilómetros de Francia. Se trata de Formigal, y el precio en esta zona asciende hasta los 3.000 euros por metro cuadrado. “Los precios de las viviendas rondan entre los 500.000 y el millón de euros. Por una casa se piden 980.000, una cifra que no está al alcance de todos los bolsillos”, tal y como reconoce Sergio Sánchez, comercial de ventas en Jacetania Inmobiliaria.

Eso sí, antes de dar el salto a adquirir una vivienda, normalmente segundas residencias, la mayoría de familias prueban primero con el alquiler


Si se desciende ligeramente en altitud, el precio por metro cuadrado también va disminuyendo. Por ejemplo, destacan los 2.937 euros por metro cuadrado de Panticosa, los 2.758 de Sallent de Gállego, los 1.700€/m2 de Biescas y los 1.600€/m2 de Jaca. En otro valle, en Benasque, el metro cuadrado se paga a 2.419 euros.

¿Y en la capital?

Zaragoza cuenta con la segunda zona más cara de toda la Comunidad. En el distrito Universidad, el metro cuadrado asciende hasta los 2.255 euros. En el sector Centro, el metro cuadrado se paga a 1.900 euros, mientras que en el paseo de la Independencia de Zaragoza es de 2.665 euros.

Junto a la estación de Zaragoza-Delicias o en Parque Venecia, dos de las zonas con más obra nueva de la ciudad, se pagan entre 1.700 y 1.800 euros por metro cuadrado, lo que significa que los precios de una vivienda oscila entre los 260.000 y los 270.000 euros.

A pesar del incremento de costes, de entre un 30 y un 35%, por los problemas de suministro de materiales, las constructoras aragonesas miran al futuro con optimismo.