VOTACIÓN AJUSTADA

El TC declara inconstitucional el confinamiento de marzo de 2020

El Tribunal Constitucional estima que el confinamiento domiciliario debió hacerse bajo el paraguas del estado de excepción y no del de alarma

EFE / ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Una mujer trabaja en el balcón de su vivienda (EFE).

El Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional el obligado confinamiento domiciliario del primer estado de alarma, decretado por el Gobierno en marzo de 2020, para combatir la pandemia. El documento señala que las restricciones acordadas por el Gobierno excedieron del marco legal del estado de alarma, pues suspendieron en vez de limitar el ejercicio de derechos fundamentales, algo que debería haberse acordado mediante el estado de excepción.

La decisión, muy ajustada, ha contado con la oposición de cinco de los once magistrados. Tras varios plenos de deliberación, finalmente, el voto de la vicepresidenta, Encarnación Roca, ha sido decisivo para inclinar la balanza a favor de los cinco magistrados del bloque conservador que han respaldado la inconstitucionalidad del confinamiento. Los otros cinco -tres de corte progresista y dos conservador-, por contra, mantienen que el Gobierno actuó correctamente optando por el estado de alarma para decretarlo.

El Tribunal no cuestiona la limitación a la actividad económica

De esta forma, la mayoría del Tribunal ha votado a favor de la ponencia del magistrado Pedro González Trevijano, que decreta la inconstitucionalidad del estado de alarma. Tanto la sentencia como los previsibles votos particulares se conocerán en los próximos días. El texto considera que la intensidad y gravedad de esas limitaciones, como el derecho de circulación, fruto del confinamiento domiciliario, derivaron en una suspensión que no tiene acomodo en la Constitución.

Ahora bien, la ponencia no cuestionaba la idoneidad de otras medidas restrictivas, al enmarcarse en una pandemia global y en que fueron semejantes a las de los países de nuestro entorno. El Tribunal Constitucional considera, por lo tanto, que la limitación a la actividad económica sí fue constitucional, cerrando la puerta a reclamaciones económicas de negocios y empresas al Estado.

El Gobierno se reafirma en la medida y en sus formas

El Gobierno ha expresado este miércoles su respeto por la decisión del Tribunal Constitucional, pero ha mostrado su "sorpresa por su carácter inédito" y se ha reafirmado en la necesidad de aprobar el real decreto del estado de alarma porque, ha considerado, era "absolutamente imprescindible para salvar vidas y conforme a la Constitución y a la ley orgánica del Estado de Alarma".

Santiago Abascal, presidente de Vox, el partido que recurrió el estado de alarma, se ha congratulado de la decisión judicial porque, a su juicio, fue "la mayor vulneración de derechos de la historia". Por su parte el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha dicho que "la respuesta jurídica a la pandemia" por parte del Gobierno "ha sido un completo fracaso" como demuestra, ha opinado, el fallo del Tribunal Constitucional.