ECONOMÍA

La cifra de bajas laborales disminuye en la séptima ola gracias al teletrabajo

Las gestorías están tramitando menos expedientes porque los asintomáticos continúan con su puesto desde casa y pocos autónomos las solicitan

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Las gestorías tramitan menos bajas de las existentes.

2.400 pacientes solicitaron este lunes, en solo un día, la baja a través del Sistema del Salud para comunicar el positivo de antígenos. La variante Ómicron se está extendiendo rápidamente, sin embargo desde las gestorías explican que se están tramitando menos bajas de las que realmente hay. Una parte es debido al fomento del teletrabajo, y otra importante, porque muchos autónomos, reconocen desde el sector, continúan yendo a trabajar aún siendo positivos. 

Es la ola que más contagios está dejando pero, en proporción, en la que menos bajas se solicitan. La principal razón recae en los asintomáticos o quienes tienen un leve catarro, ya que continúan trabajando si existen los medios necesarios desde casa.  

"Intentan llegar a un acuerdo con la empresa para teletrabajar o intentar hacer otras alternativas que no sea coger la baja. Se tramitan las bajas de larga duración o las que se estima que puedan serlo, y las de aquellos que no pueden teletrabajar", indica Ana Rubio, Vicepresidenta del Colegio de Gestores de Aragón.

El factor económico también cuenta, porque se cobra el 75% del salario, aunque existen convenios que lo complementan. En muchos casos, el papeleo desde que se comunica el positivo hasta que se hace efectiva la baja, hace que no se lleguen ni siquiera a tramitar. "Porque o nos dice la empresa que ha llegado a un acuerdo con el trabajador o se estima que son bajas cortas y ni siquiera nos lo comunican a nosotros de que el trabajador está de baja porque no llegan a tramitarla", matiza Rubio.

Los autónomos solicitan menos bajas

En la cuerda floja se encuentran los autónomos. En Aragón están contabilizados alrededor de 45.000 pertenecientes a diferentes sectores tradicionales. Desde el sector indican que están "en riesgo", porque en un amplío número de casos "no pueden permitirse bajar la persiana para guardar cuarentena".

Tal y como apunta Álvaro Bajén Secretario General de UPTA Aragón, el autónomo "vive de su remuneración, si no tiene remuneración, no tiene ingresos. Si ya no tienes más remedio que estar en cama, bien, pero los asintomáticos digamos es muy difícil que dejen de trabajar"

Desde esta organización temen la destrucción del tejido productivo y reclaman la prórroga de ayudas por cese de actividad.