INFANTIL, PRIMARIA Y ESO

El próximo curso arrancará con 9.000 nuevos escolares

El consejero de Educación del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, explica este viernes los detalles de la vuelta a las aulas que, en principio, será presencial para todos los niveles

ARAGÓN NOTICIAS /
Una maestra dando clase a niños durante la pandemia de la COVID-19 (Canva).
icono foto Una maestra dando clase a niños durante la pandemia de la COVID-19 (Canva).

El próximo 8 de septiembre arrancará un nuevo curso escolar en los niveles de Infantil, Primaria y ESO en Aragón. Un total de 9.000 niños y niñas de tres años irán por primera vez a las aulas. Ante la proximidad de esta fecha, comienza la cuenta atrás para docentes y familias, que se enfrentan a un curso con medidas frente a la COVID-19 más flexibilizadas que el anterior. El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas han decidido apostar por la vuelta a la presencialidad en todas las etapas. Una medida que las asociaciones de padres valoran como positiva y de cuyo cumplimiento dudan los sindicatos.

Es la principal novedad este curso: todos los alumnos acudirán de manera presencial a las clases, con horario partido en los colegios que así lo tenían pactado antes de la pandemia. También vuelven las reuniones cara a cara con el tutor y recuperan su uso específico los espacios comunes como bibliotecas o gimnasios. En infantil y primaria, se mantiene el sistema de grupos estables de convivencia -también llamados 'grupos burbuja'-, aunque podrán coincidir clases del mismo curso, por ejemplo, en el recreo o en otras actividades de exterior. El servicio complementario de madrugadores, comedor, transporte escolar y extraescolares también estará disponible.

Las citadas son, al menos, las medidas que se consideraron este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación, pero los detalles todavía están por concretarse. Este viernes, está previsto que el consejero de Educación del Gobierno de Educación, Felipe Faci, junto con la directora general de Planificación, Ana Montagud, y la directora general de Personal, Olga Alastruey, desglosen los pormenores del nuevo periodo educativo.

El debate de las ratios

Los sindicatos de profesores no ven claro que sea posible compaginar la presencialidad con las medidas frente a la COVID establecidas, como la distancia interpersonal a 1,2 metros, la ventilación y mantener la obligatoriedad de la mascarilla desde los 6 años, si no se bajan las ratios ni se refuerza la plantilla. "No vamos a poder llevar a cabo los desdobles para evitar agrupaciones masivas en ciertas asignaturas y no vamos a poder controlar el flujo de alumnos en espacios comunes de forma adecuada", explica la portavoz de Educación del sindicato CSIF en Aragón, Mónica de Cristóbal.

En los centros docentes, celebran el retorno de los estudiantes, aunque señalan que sería más fácil con menos alumnos por clase. "Tener grupos más reducidos es bueno siempre. En el caso de la COVID-19, todo lo que suponga que los espacios estén un poco más despejados y haya un poco más de distancia, siempre es mejor", añade el vicepresidente de la Asociación de Directores de Institutos de Zaragoza, Juan Pedro Serrano.

Desde el sindicato independiente ANPE Aragón, su presidenta Teresa Hernández muestra la contrariedad que les produce recuperar las ratios prepandemia. "Hay que mantener las distancias de seguridad, los alumnos no están vacunados y la pandemia aun no ha terminado, por lo que nos preocupa cómo va a ser el inicio del curso sin el refuerzo del profesorado". 

El Gobierno de Aragón, en cualquier caso, insiste en que en las ratios de la Comunidad son de las más bajas del país y destaca la vacunación como elemento fundamental en este nuevo curso escolar. Hasta el momento, el 67,4% de los jóvenes de entre 12 a 19 años tiene al menos una dosis y el 30% ha completado la pauta. 

Los padres, a favor de la presencialidad

Los padres tienen mucho que decir al respecto, puesto que son los principales afectados de las medidas junto con sus hijos. Y ven con buenos ojos la apuesta de Educación. "No prevemos que se pueda estar en un escenario peor del que pudimos estar en el peor de los momentos del curso pasado", afirma la secretaria técnica de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (FAPAR), Nieves Burón. "Tenemos experiencia, protocolos, planes de contingencia, implicación, compromiso y un escenario de vacunación que nos hace mirar con optimismo el curso", apunta.

A juicio de la secretaria, los colegios son "espacios seguros", bajo la explicación de que los brotes de contagios se han producido siempre cuando los estudiantes no tenían clases, como Navidad o verano, lo que según Burón se debe al esfuerzo "extraordinario" de la comunidad educativa. 

La Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecapa) también secunda las medidas del Gobierno. La presencialidad, opina su directora técnica, Ana Blanca Gracia, "lleva a que los chavales alcancen el éxito escolar", ya que facilita la sociabilización entre compañeros y la interactividad entre el profesores y alumnos.