CENTROS DE SALUD

La presencialidad volverá en junio, aunque convivirá con la atención telefónica

Cada paciente podrá gestionar con su médico el tipo de atención que desea. Se priorizarán los pacientes crónicos en las consultas, y los trámites administrativos se realizarán por teléfono

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Consulta médica presencial.

En el plazo de un mes, todos los centros de salud aragoneses reabrirán sus puertas al público. La presencialidad volverá en junio a los centros, tras más de un año con la atención primaria restringida y sustituida en gran parte por la comunicación telefónica. Para lograr la vuelta a las consultas presenciales, se van a modificar las agendas de los profesionales sanitarios y cada paciente podrá gestionar con su médico el tipo de atención que desea. "Se recuperará la atención de los pacientes crónicos, sobre todo la de aquellos que necesitan un control más estricto, como EPOC, diabéticos o anticoagulados", ha explicado este martes la consejera de Sanidad, Sira Repollés. 

Cada centro deberá adaptar la vuelta a la presencialidad, estableciendo un número mínimo de huecos en las agendas dedicados a las consultas presenciales, una cifra que decidirá cada uno de los equipos con la Dirección de Atención Primaria de su sector. Además, se mantendrán los dos circuitos asistenciales diferenciados para los pacientes positivos en COVID-19 y los que no, y en todos los casos se cumplirá con las medidas de distanciamiento social en salas de espera y zonas comunes. 

Las consultas telefónicas y presenciales convivirán en esta nueva etapa. La renovación de partes de baja, la comunicación de resultados de pruebas o realización de informes, entre otros procedimientos, se realizarán de forma no presencial, mientras que en los casos en los que se produzcan problemas de salud sobrevenidos o enfermedades crónicas, el paciente podrá requerir una visita presencial. En todo momento, será el enfermo quien decida el tipo de atención.