FIN TOQUE DE QUEDA

Dispositivo especial en Zaragoza para evitar botellones y concentraciones

Se ha acordado en la Junta Local de Seguridad al suprimirse al toque de queda con el fin del estado de alarma. En el dispositivo trabajarán de forma coordinada Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Un grupo de jóvenes haciendo botellón. (EP).

Zaragoza contará con un dispositivo de vigilancia que se pondrá en marcha el sábado por la noche ante la finalización del estado de alarma. La decisión ha sido tomada en la Junta Local de Seguridad de Zaragoza, que se ha reunido este viernes de manera extraordinaria. En ella han participado la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y ha contado con la presencia de responsables de Policía Nacional, Policía Local, Guardia Civil y la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica.

La Junta ha acordado incrementar la vigilancia para evitar concentraciones de personas no autorizadas y, sobre todo, se supervisarán zonas de ocio y de “botellón”. Tanto Policía Nacional como Policía Local reforzarán la vigilancia repartiéndose los ocho parques de la ciudad, la ribera del Ebro y también otros puntos marcados por las Fuerzas de Seguridad donde se puedan producir concentraciones de personas.

Se pide responsabilidad a los ciudadanos

La Delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha recordado que se trata de "un dispositivo flexible y muy similar al que se estableció para el puente del 12 de octubre". Consiste, señala, en una "especial vigilancia en las zonas donde puede haber una concentración de personas. Hablamos de los parques, de las riberas o explanadas". 

Mientras, el alcalde de Zaragoza manda un mensaje; "quienes piensen en celebrar fiestas, agrupaciones o botellones en nuestra ciudad, sepan que comenten no solamente un acto ilegal, sino un acto de irresponsabilidad absoluta con la sociedad y especialmente con nuestras personas mayores", afirma.

Ambas instituciones piden responsabilidad a los ciudadanos para evitar comportamientos que puedan suponer una mayor transmisión del virus.