TRIBUNALES

La víctima reconoce que se automutiló cortándose el pene

La Audiencia de Zaragoza juzga desde hoy al joven acusado de cortar el miembro a su compañero de piso a cambio de dinero. La defensa pide la absolución

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Momento del juicio en el que la víctima reconoce que se autolesionó

La Audiencia de Zaragoza juzga desde hoy a Aarón Jonás B., para el que la Fiscalía pide cuatro años y medio de cárcel por mutilar a su compañero de piso cortándole el pene y grabarlo para subirlo, posteriormente, a YouTube. La víctima no ha presentado acusación, ha renunciado a la posible indemnización y en su declaración ha asegurado que fue él quien se amputó el miembro. 

A través de videoconferencia, Andrew ha insistido en la versión de los hechos que dio en sus dos primeras declaraciones: "fui yo quien lo hizo" ha asegurado de nuevo. Fue en la tercera declaración cuando culpó a su compañero de piso, una versión que -ha dicho- mantuvo "por vergüenza y por presiones policiales", algo que los agentes, como testigos, han desmentido. En concreto, los dos policías locales que le atendieron han dicho que cuando lo encontraron solo decía "lo he hecho, lo he hecho". Tanto víctima como acusado han reconocido que el día de los hechos consumieron drogas y alcohol. El cuchillo utilizado para la amputación nunca ha aparecido.

"Yo no puedo condenar a una persona a la cárcel que no hizo nada" ha repetido la víctima ante las preguntas de la Fiscalía. Durante la sesión ha recalcado en varias ocasiones que el acusado, el que fue su compañero de pido en 2019, no tuvo participación alguna en el suceso. De hecho, la víctima no se presenta como acusación en este proceso y ha renunciado a una posible indemnización económica.

El acusado, por su parte, mantiene que no fue autor del corte y que intentó ayudar a su compañero de piso en cuanto vio lo que había pasado: "Me dijo 'lo he conseguido' y me tiró el pene dentro de mi habitación" y ha añadido que "lo único que pude hacer fue coger una toalla y taponarle la herida y socorrerle".

La posibilidad de una automutilación desmonta el relato de la Fiscalía, según el cual la víctima se habría comprometido a pagar al acusado por  cortarle el pene y subir el vídeo a Internet. Mañana está prevista la declaración de los forenses que, entre otras cosas, tendrán que determinar si las lesiones producidas pueden o no haber sido autoinflingidas.

Ante las últimas declaraciones, la defensa ha pedido la absolución de su cliente, ya que entiende que, al reconocer la propia víctima ser el autor de los hechos, el acusado es inocente de los cargos. Sin embargo, la fiscalía mantiene la petición de 4 años y 6 meses de prisión por un delito de lesiones.