RELAJACIÓN DE RESTRICCIONES

Castilla-La Mancha planteará la supresión de la mascarilla en exteriores

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, pretende que esta decisión pueda cristalizar antes de que acabe el mes de junio. Lo planteará previamente al Gobierno y al resto de autonomías

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
icono foto El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, preside el acto institucional celebrado con motivo del Día de la Región en Guadalajara (EP).

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este lunes que su Gobierno planteará de forma inminente abordar la supresión de la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios abiertos, algo que pretende que cristalice antes de que acabe el mes de junio.

Durante su intervención en el acto institucional del Día de Castilla-La Mancha, García-Page ha dicho que en todo caso se trata de un extremo que quiere afrontar "con coherencia nacional" y previo planteamiento al Gobierno de la nación de la mano del resto de autonomías.

Todo ello para que sea una "decisión madura" a tomar en las próximas semanas y antes de que se cumpla un año de que entrara en vigor el uso obligatorio de este material sanitario.

Esto es posible, ha apuntado, "gracias a un proceso de vacunación enormemente positivo" que le hace ser "optimista". "El pueblo español ha cumplido, con la forma de ser que tenemos, pero ha cumplido como pocos en Europa. Sinceramente, en sus casas y fuera de ellas. Y esto merece dedicarles un reconocimiento", ha señalado.

"Sacar coraje y salir reforzados"

Ahora, García-Page ha pedido "sacar coraje y no volver al punto de partida", ya que el objetivo es salir "lo mejor que se pueda", ya que "toda crisis puede ser una oportunidad". Ha pedido fortalecer la "fraternidad" en la sociedad tras esta crisis, punto donde ha lamentado que la política se esté realizando con un nivel de decibelios "altísimo, como en una discoteca".

Aunque habrá gente que quiera "abonar el pesimismo", acabarán "amargados" porque la realidad pasará por que la "España de siempre" acabará reforzada. "La mejor medicina es la unidad". Castilla-La Mancha tiene, según ha dicho, "las cosas claras" en cuanto a la necesidad de abordar el corto plazo desde la "estabilidad", algo necesario si se quiere avanzar.

Esta estabilidad trae "certidumbre" aunque parezca "más aburrida" de puertas para afuera, algo que la hace "infinitamente más útil".