GUINNESS WORLD RECORDS

Un andorrano aspira a que el suyo sea el bombo más grande del mundo

El instrumento, fabricado por el artesano Pepe Vera, mide 2,64 metros de diámetro y pesa más de 350 kilos y es un encargo de una hinchada hondureña

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto El andorrano Pepe Vera, con su bombo gigante

El artesano de Andorra (Teruel) Pepe Vera aspira a regresar al escaparate del Guinness, gracias al tambor de 1,40 metros de ancho, 2,64 metros de diámetro y más de 350 kilogramos de peso que ha construido él mismo. El trabajo es un encargo de Los Revolucionarios del Motagua 1928 (La Revo), una barra brava que anima al equipo de fútbol FC Motagua, de Tegucigalpa, la capital de Honduras. 

"Me contactaron por Facebook y lo querían todo lo más grande que se pudiera. Tienen una gran rivalidad con los rivales y me dijeron que tenía que hacer uno gigante que batiese el récord Guinness y... ahí está", explica Vera, para quien no hay reto al que no se lance de cabeza cuando se trata de fabricar bombos, un arte al que le lleva dedicados 45 años de su vida. 

En esta ocasión, ha invertido más de tres meses de tiempo y ha contado con la ayuda de su hijo y su yerno. Y de los Artigas, los pieleros del pueblo a los que siempre confía sus proyectos. Para el artesano, lo más complicado del proceso ha sido trabajar con las pieles. "Salieron de Galicia, de allí se fueron a Salamanca, y de Salamanca, por mediación de los Artigas, vinieron a Andorra y luego ya me lié con ello", recuerda. 

En pocos días, posiblemente la semana que viene, Guinness World Records, conocida hasta el año 2000 como El libro de los récords, comunicará el resultado a Pepe, que puede volver al olimpo de los bombos gigantes, después de que ya consiguiese este mismo reconocimiento en 1991 con otra de sus creaciones.