20 ANIVERSARIO

Homenaje de Zaragoza a Giménez Abad, asesinado por ETA en 2001

Su familia, amigos y los portavoces de todos los partidos políticos del Ayuntamiento de Zaragoza han asistido a la colocación de una placa, en el lugar de su muerte, en homenaje a su memoria

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Homenaje a Manuel Giménez Abad en Zaragoza.

Mañana se cumplen 20 años del asesinato de Manuel Giménez Abad, entonces presidente del PP de Aragón, a manos de la banda terrorista ETA. Recibió tres disparos por la espalda mientras iba con su hijo mayor de camino a un partido del Real Zaragoza. Desde esta mañana, una placa en el lugar de su muerte rinde homenaje a su memoria.

Además de su familia y amigos, al acto han asistido los portavoces de todos los partidos políticos del Ayuntamiento de Zaragoza, así como representantes de las Cortes, Delegación del Gobierno, Fuerzas y cuerpos de seguridad y de las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Manuel Giménez, hijo del político asesinado, ha destacado que "es importante que con esas placas reconozcan que todo lo que hemos conseguido es irreversible, que la democracia hay que cuidarla día a día, y para ello, qué mejor que el ejemplo de tantas víctimas del terrorismo en España y de tantas y tantas víctimas del terrorismo en Zaragoza". 

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha apuntado que "mantener viva la memoria de las víctimas, de quienes han sufrido los crímenes terroristas, es una obligación de los demócratas". 

"La democracia es un regalo que debe cuidarse"

Por la tarde, también en la capital aragonesa, se ha rendido un segundo homenaje a Giménez Abad para transmitir a los jóvenes un relato "real" y la "lacra" que significó el terrorismo. Al acto han asistido representantes políticos e institucionales, así como cuerpos de Seguridad del Estado, además de portavoces de agrupaciones juveniles.

Su hijo Borja Giménez ha destacado que "la democracia es un regalo que debe cuidarse" y que el asesinato de su padre no fue fruto del azar. "La memoria de las víctimas contribuye a fijar y determinar un relato justo de lo que fue ETA, que no dé cabida a las equidistancias y que distinga de forma clara entre víctimas y verdugos. Su memoria debe servirnos para combatir el empeño de reescribir la historia. Todavía hoy, Bildu no ha sido capaz de condenar el terrorismo", ha sentenciado.

Vídeos

Vídeos