CICLISMO

Jakobsen, el más rápido en la octava etapa de La Vuelta 2021

Sin cambios en la general tras esta etapa llana, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) saldrá ataviado con La Roja rumbo a Velefique

Aragón Deporte /
Jakobsen tras ganar la etapa de este sábado.
icono foto Jakobsen tras ganar la etapa de este sábado.

Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step) fue el más veloz en la llegada al sprint de La Manga del Mar Menor, meta de la octava etapa de La Vuelta 21 en la que el holandés se anotó su segundo triunfo parcial de la presente edición, igualando con el belga Jasper Philipsen (Alpecin-Fenix), tercero en una ‘volata’ que confirma a ambos como las grandes sensaciones de las llegadas masivas (24 años de Jakobsen por 23 de Philipsen). Sin cambios en la general tras esta etapa llana, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) saldrá ataviado con La Roja rumbo a Velefique.

La jornada, de 173,7 km prácticamente llanos, partió de la localidad alicantina de Santa Pola, inédita en La Vuelta, con la nostalgia de no contar con Alejandro Valverde entre los 176 hombres que tomaron la salida rumbo a su tierra murciana. Pero había que mirar hacia delante y estaba claro que los equipos españoles de categoría Profesional volverían un día más a la carga. Esta vez fueron tres vascos, Ander Okamika (Burgos-BH), Aritz Bagües (Caja Rural-Seguros RGA) y Mikel Iturria (Euskaltel-Euskadi), quienes se lanzaron a la aventura nada más darse el banderazo.

El pelotón, encabezado en principio por Deceuninck-Quick Step, les dejó un margen máximo de 3’45” hacia el km 35 de etapa, aunque la renta fue en lento declive cuando Alpecin-Fenix empezó a colaborar también detrás. Controlados en todo momento los valientes, la ventaja rondaba ya los dos minutos (2’14”) aún con 100 kilómetros por delante. Y así se llegó sin novedad al único hito puntuable de la jornada, el Sprint Intermedio de Cartagena (km 104,5), donde Bagües fue el más rápido del trío cabecero y Philipsen el del pelotón, quién sabe si más para sumar puntos o para intimidar a su competencia en la llegada. La diferencia entre ambos grupos, 1’04”.

Aunque el pelotón levantó el pie del acelerador a continuación (volvió a subir la diferencia a 1’45” y seguía siendo de 1’27” para la fuga a 50 de meta), la suerte estaba echada. No podía ser de otra manera. Así, la caza se producía aún con 36 km por delante y gracias al impulso de Astana-Premier Tech, que de paso rompió de forma momentánea el pelotón en tres grupos.

De ahí hasta La Manga la calma tensa se apoderó de la carrera y el pelotón enfiló la recta de más de 10 kilómetros que conducía a la meta asistiendo a un pulso entre los equipos de la general (Astana, Ineos o Movistar) y los de la etapa (Deceuninck, Bora, Groupama e incluso Euskaltel). Una pelea que se resolvió entre dos mares en favor del renacido Jakobsen, que suma 22 victorias en su palmarés, cuatro de ellas en La Vuelta (dos en 2019 y dos este año). Alberto Dainese (Team DSM) y Philipsen completaron el podio parcial, sin cambios en una clasificación general que sigue liderando Roglic en la víspera de la llegada a Andalucía y al temible Alto de Velefique.

Guardado en...

Ciclismo