NUTRICIÓN

El huevo, el alimento más completo de la dieta mediterránea

Su gran cantidad de nutrientes y su versatilidad en la cocina, le convierten en un elemento imprescindible en la nevera

ARAGÓN NOTICIAS /
Pulsa para ampliar

El huevo tiene las proteínas de mejor calidad, es decir, las que más se parecen a las que nuestro organismo necesita. Es importante su alta proporción de aminoácidos esenciales, los que no podemos fabricar y, por lo tanto, debemos obtener de los alimentos. Además, contiene casi todas los nutrientes. “Son un tesoro nutricional. Es el alimento más completo que podemos encontrar en la dieta. Lo único que le falta al huevo es la vitamina C, un poco más de energía. Pero si lo acompañamos con otro alimento como tortilla de patata, ya tendríamos ese aporte”, explica, Mar Fernández, directora del Instituto de Estudios del Huevo en el programa ‘De boca en boca’ de Aragón Radio.

Existen muchas especies de aves que se han domesticado para la puesta de huevos, la producción de carne, o ambas. Los huevos más consumidos en el mundo son los de gallina (92% del total). En Asia, hay una mayor proporción de huevos de otras especies (hasta el 12% del total), sobre todo, los de pato. Otras especies domésticas productoras de huevos de consumo son la gallina de Guinea (también llamada pintada) y la codorniz.

Por otro lado, los lípidos del huevo son, principalmente, ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, beneficiosos para la salud cardiovascular. El huevo también contiene antioxidantes (Selenio, vitamina E, carotenoides), ácido fólico y colina, necesarios para el buen funcionamiento del organismo. La yema de huevo contiene la mayor parte de los nutrientes: hierro, zinc, fósforo, vitaminas A, D, E B6 y B12, ácido fólico, ácido pantoténico, colina y tiamina, así como casi la mitad de las proteínas y la riboflavina del huevo entero. La clara contiene más de la mitad del total de proteínas y riboflavina.

Si se tienen en cuenta las directrices de la dieta mediterránea, lo adecuado es un consumo de entre dos y tres raciones de alimentos proteicos al día, que pueden ser de carnes, pescado o huevos. Según las preferencias de cada uno, se pueden alternar en las distintas comidas estos alimentos, y por lo tanto, consumirse unas tres-cuatro raciones de huevos por semana. Quien siga una dieta vegetariana necesita consumir más alimentos proteicos (huevos y lácteos), ya que la variedad y biodisponibilidad de los nutrientes que aportan permiten que la alimentación sea equilibrada sin tener que recurrir a suplementos.

Audios

Especial 'Huevos' en el programa 'De Boca en Boca' de Aragón Radio.
Descargar

Audios

Especial 'Huevos' en el programa 'De Boca en Boca' de Aragón Radio.
Descargar