TECNOLOGÍA

20 años haciendo fotos con el móvil

Se cumplen dos décadas desde que los teléfonos se empezaron a convertir en la principal herramienta para hacer fotografías, lo que cambió por completo la forma de conservar los recuerdos

ARAGÓN NOTICIAS /
Pulsa para ampliar

Poco a poco, van quedando atrás las cámaras digitales, por no hablar de las analógicas, la costumbre de revelar fotografías, e incluso dedicar tiempo a enfocar con un objetivo. Salvo para los amantes de la fotografía que prefieren utilizar máquinas más sofisticadas, los móviles se han convertido en una herramienta práctica y fácil de usar para inmortalizar los recuerdos, además, a alta calidad.

Actualmente, las cámaras de los teléfonos de la gama alta y media pueden hacer maravillas. Por ejemplo, los smartphones actuales cuentan con resoluciones superiores a los 16 megapíxeles en la cámara posterior y rondan los 8 en la frontal. Además, algunos móviles pueden grabar vídeos en 4K y tomar fotografías en HDR o trabajar con realidad aumentada. Antes de los smartphones, existieron los híbridos teléfono-cámara. El primero de todos salió en el año 2000, fabricado por la compañía japonesa Sharp y J-Phone. Este teléfono-cámara era capaz de tomar fotografías con una resolución de 0.1 megapíxeles para un display de 256 colores.

El fotógrafo zaragozano Jesús Royo, conocido artísticamente como Gustaff Choos, es uno de los profesionales más cotizados del país, especializado en fotografía de conciertos, pero también realiza retratos a artistas y deportistas. Hace más de diez años, expuso en la capital aragonesa una muestra fotográfica realizada con teléfonos móviles. “No solo una exposición", recuerda en el programa ‘Despierta Aragón’ de Aragón Radio. "Hicimos alguna portada de revista y algún periódico. Detractores siempre hay, pero no por la fotografía en sí, sino por miedo a adaptarse en las nuevas herramientas y tecnologías, que era lo que pasaba entonces”.

Los móviles actuales ayudan a la hora de tomar imágenes y vídeos con una calidad profesional, pero lo que realmente permite esa calidad son los softwares o aplicaciones. “Hay que diferenciar que el teléfono tiene cámara, pero lo sorprendente son las aplicaciones que nos ayudan a tratar la imagen. No es comparable a un equipo profesional. Prácticamente es muy difícil distinguir si una fotografía se ha hecho con un móvil o una cámara profesional”, concluye el fotógrafo aragonés.

Audios

Entrevista al fotógrafo Gustaff Choos en Aragón Radio
Descargar

Audios

Entrevista al fotógrafo Gustaff Choos en Aragón Radio
Descargar