EN ZARAGOZA

Los conductores del bus urbano apoyan paros desde este jueves

A expensas de una reunión, hoy en el SAMA, la convocatoria recibe el 75% de los votos en el referéndum

ARAGÓN NOTICIAS /
Pulsa para ampliar

Los empleados del autobús urbano apoyaron ayer en referéndum (411 votos a favor, 117 en contra, 10 en blanco y dos nulos) la convocatoria de paros parciales, a partir de mañana jueves, planteada por el comité de empresa, ante la falta de acuerdo con la dirección de Avanza en la negociación de un nuevo convenio colectivo. Así y si no lo remedia una última reunión, fijada para hoy en la sede del Servicio Aragonés de Medición y Arbitraje (SAMA), los conductores están llamados a secundar paros los jueves y los sábados de septiembre, coincidiendo con la vuelta de vacaciones, entre las 8:00 y las 10:00, por la mañana, y las 19:00 y las 21:00, en las tardes-noches de estos días.

El conflicto del autobús se une al que protagonizan la plantilla y la empresa del tranvía, por el mismo desencuentro, en torno a un convenio colectivo sin firmar. Desde el 8 de septiembre y hasta el 7 de octubre, la plantilla de este medio de transporte está llamada a secundar paros en los tramos horarios 6:45-9:15 y 13:00-15:30.

El Ayuntamiento pide "responsabilidad"

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad en el Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha pedido tanto a la concesionaria Avanza como al comité de empresa del autobús urbano y el tranvía que sean responsables y empaticen con la ciudadanía, que lo que menos necesita es otra huelga en el transporte. En rueda de prensa, Chueca ha rechazado nuevamente mediar entre las partes y ha subrayado que la solución a este conflicto en torno al nuevo convenio colectivo está en la empresa y los trabajadores, y que "el resto no va a poder hacer más que sufrir y ser espectadores".

En ese sentido, ha recordado que los pliegos establecen una remuneración por kilómetros en el caso del autobús, con lo que el Ayuntamiento de Zaragoza no puede hacer más y son las partes las que deben ceder en algunas de sus pretensiones. Asimismo, ha remarcado que la ciudadanía está "muy afectada" por la pandemia, que son muchos los sectores que viven una situación económica "complicada", por lo que lo que menos necesitan es sufrir las consecuencias de un conflicto en torno a la negociación de un convenio colectivo.