GESTIÓN FORESTAL

Las comarcas oscenses dicen "no" a la reestructuración del operativo antiincendios

Las diez entidades locales aseguran que esta medida significará "una concentración de efectivos y la eliminación de bases implantadas tradicionalmente en el territorio"

ARAGÓN NOTICIAS/ AGENCIAS /
Varias personas realizan labores de prevención de incendios en el monte (EP).
icono foto Varias personas realizan labores de prevención de incendios en el monte (EP).

Las diez comarcas de la provincia de Huesca han mostrado su "disconformidad" ante la reestructuración del operativo de prevención y extinción de incendios que ha planteado el director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, "que pretende una concentración de efectivos, eliminando bases implantadas tradicionalmente en el territorio", aseguran de las comarcas.

Así lo han explicado conjuntamente las diez entidades locales en una nota de prensa, en la que han esgrimido que esta decisión "es una pérdida más de servicios en las zonas rurales donde previamente estaban ubicados, además de suponer un nuevo ataque a la extensión de servicios públicos en el territorio".

Para los responsables comarcales, "la concentración que plantea Bayona es perjudicial para todas las comarcas del Alto Aragón" y si se quiere analizar la viabilidad del operativo "y prestar una buena atención territorial", la dirección general de Gestión Forestal "debería valorar ampliar los servicios que la empresa pública SARGA presta, y hacerlo siempre de acuerdo con las entidades locales".

Capital humano

Los presidentes de las diez comarcas ha estimado que se está "desaprovechando" un capital humano "muy importante", con implantación en todo el territorio. "Parece que Bayona solo piensa en retirar al personal a los parques sin tener en cuenta las necesidades de los ciudadanos del mundo rural", han observado.

También han comentado que, según la información que poseen, con la propuesta de la Dirección General, la provincia de Huesca quedaría con 11 sedes de las cuadrillas, cuando actualmente existen 19, lo que implicaría "dejar muchas zonas sin una actuación inmediata y muchos trabajos de prevención que, por la distancia a las nuevas sedes, será imposible acometer en una jornada laboral".

Han detallado que una de las sedes sería Barbastro, que incluiría las cuadrillas actuales de Guara "y dejaría a todo el parque sin efectivos" y Somontano e, incluso, podría ser triple, incluyendo a la de Graus.

Los alcaldes del Maestrazgo turolense también protestan

Todos los alcaldes de la comarca del Maestrazgo se han unido para pedir al Gobierno de Aragón que anule los cambios de ubicación de las cuadrillas de retenes. “Este diseño supone el agrupamiento de distintas cuadrillas y su alejamiento de nuestros municipios, con las consecuencias derivadas sobre el territorio y las masas forestales de nuestros montes”, ha apuntado Roberto Rabaza, presidente de la Comarca del Maestrazgo.

En el caso del Maestrazgo, las cuadrillas de Cantavieja y Mosqueruela se agruparán en Mosqueruela. Según esta distribución, los alcaldes muestran su preocupación por el alejamiento de las cuadrillas de las masas forestales donde se producen los incendios, lo que derivará en un mayor tiempo de respuesta y, por tanto, en que los conatos adquieran un mayor desarrollo con un mayor daño a las masas forestales e incluso a los bienes y población.

Este punto es de especial preocupación puesto que muchos habitantes del Maestrazgo todavía recuerdan con agudez los dos grandes incendios que han afectado a esta zona. Uno de ellos, considerado el segundo incendio de mayor extensión de España, ocurrió en 1994 y afectó a una extensión de 16.871 hectáreas en la provincia de Teruel y 11.381 en la vecina Castellón, con un impacto directo sobre Villarluengo, Tronchón, Bordón, Luco de Bordón y Castellote. El otro incendio fue en 2009, calcinó más de 7.301 hectáreas y rodeó en llamas a municipios como Montoro de Mezquita.