EN BRUSELAS

Dispersadas 500 personas que celebraban el fin del toque de queda

Muchas de las personas que celebraban el fin de las restricciones no llevaban mascarilla, ni respetaban la distancia de seguridad. En Bruselas, las reuniones pasada la medianoche no pueden superar las tres personas

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Más de 500 personas celebran el fin de toque de queda en Bruselas (Bélgica).

El fin del toque de queda y la reapertura de las terrazas en la hostelería han sido ampliamente celebrada en la medianoche de este domingo en Bruselas (Bélgica). La Policía local de la capital belga ha dispersado a centenares de personas que celebraban el fin de las restricciones sin respetar las distancias de seguridad y, en muchos casos, sin portar la correspondiente mascarilla. 

Miles de ciudadanos se reunieron durante la tarde del sábado en la céntrica plaza Flagey (Bruselas), después de que el colectivo "Le Cri" convocara por Facebook la concentración para celebrar la reapertura de las terrazas -tras casi siete meses cerradas- y el fin del toque de queda, que se aplicaba entre las 22:00 y las 06:00 horas en Bruselas.

Pese a que ya no está prohibido salir de casa durante esas horas, las reuniones en la calle entre la medianoche y las 05:00 horas no pueden superar las tres personas. Sin embargo, sobre la 01:30 horas la Policía ha dispersado a la multitud que permanecía concentrada en la capital, unas 500 personas según informan efectivos de seguridad.