ENTRE LA 1:00 Y LAS 6:00

Valencia reinstaura el toque de queda en 32 municipios

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ha autorizado establecer nuevas restricciones en localidades que presenten un alto riesgo epidemiológico por COVID-19

ARAGÓN NOTICIAS/AGENCIAS /
Un coche de Policía Local de València durante el dispositivo de control (EP).
icono foto Un coche de Policía Local de València durante el dispositivo de control (EP).

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha autorizado la limitación a un máximo de 10 personas de las reuniones sociales y familiares en toda la Comunitat y el toque de queda entre la 1:00  y las 6:00 horas en 32 localidades de más de 5.000 habitantes que presentan mayor riesgo epidemiológico por COVID-19. El ejecutivo autonómico liderado por Ximo Puig había solicitado la aplicación de estas restricciones el pasado 8 de julio.

Las localidades son una en Castellón: Benicàssim; otra en Alicante: Sant Vicent del Raspeig y las otras 30 en la provincia de Valencia: Almàssera, Buñol, El Puig, Tavernes Blanques, Vilamarxant, Alboraya, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, l'Eliana, Meliana, Moncada, Picanya, Picassent, Puçol, Requena, Riba-roja, Sedaví, Silla, Utiel, Alaquàs, Aldaia, Burjassot, Catarroja, Quart de Poblet, Xirivella, Gandia, Mislata, Paterna y València capital.

Estas medidas, avaladas por la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV -con un voto particular discrepante que puede ser recurrido en casación-, se hallan contenidas en una resolución de la Conselleria de Sanidad, fechada el pasado viernes, y tendrán una vigencia de 14 días desde su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

Según ha informado el tribunal, la Sala considera que son medidas "equilibradas", pues se derivan de ellas "más beneficios para el interés general -contención de la pandemia- que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto", al tiempo que cumplen el "juicio constitucional de proporcionalidad".

El auto, que cuenta con un voto particular discrepante y que puede ser recurrido en casación, alude a la expansión de la variante Delta del coronavirus, el crecimiento exponencial de contagios, el aumento de las hospitalizaciones y la "situación cercana al colapso que se está ya produciendo en los centros de Atención Primaria.