METEOROLOGÍA

Hasta el 40 de mayo… ¿dónde quedó el sayo?

El calor de estos primeros días del mes de junio pone en cuestión la vigencia temporal del famoso refrán. Los meteorólogos de Aragón TV Eduardo Lolumo y David Fernández nos lo aclaran

ALBERTO RILLO /
Atardecer en Zaragoza, de Rafael Cored.
icono foto Atardecer en Zaragoza, de Rafael Cored.

El refranero popular recomienda para estos primeros días del mes de junio prudencia en la indumentaria, ante un cambio traicionero del tiempo que coja a contrapié a la manga corta y el calzado abierto. Pero cualquiera recomienda salir de casa con ropajes de más en estas jornadas de calor pegajoso, en las que se añora la corriente de aire y casi cualquier cosa sirve para abanicarse. ¿Dónde quedó el sayo?

Cada año es diferente, pero el cambio climático puede acabar llevando este dicho popular al desuso y que solo sirva para esos ansiosos veraniegos que se lanzan al vestido fino y el pantalón corto con los primeros rayos primaverales. Para el meteorólogo de Aragón TV, David Fernández, el refrán “suele indicar una fecha acertada, aunque en junio los días ya son más largos y es muy complicado que un cambio del tiempo haga descender notablemente las temperaturas”.

Su compañero Eduardo Lolumo, guardián de los refranes sobre el tiempo y el clima, completa ese "hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo" en entredicho con otras sentencias como "y si junio es ruin, hasta el fin" o  "y si el tiempo es inoportuno, hasta el cuarenta de junio", de las que también se ha echado mano a lo largo del tiempo. A su juicio, vista la evolución climatológica de los últimos años, lo más oportuno puede ser “adelantar ese cuarenta de mayo quince días o un mes, en línea con línea con lo que viene anticipándose el calor”

Atardecer en Fonz (Huesca). Miguel Anadón

A estas alturas, a pocos días de la entrada del verano astronómico, el cambio de armario ya está hecho. Qué remedio, con la perspectiva de mínimas sobre los veinte grados y máximas sobrepasando ampliamente los treinta y tantos. "Estamos en una semana con un tiempo ya de verano, con temperaturas cinco y seis grados por encima de lo normal para estas fechas”, comenta Fernández. Con todo, el integrante de los servicios meteorológicos de Aragón TV avisa: “No conviene fiarse, porque durante las próximas semanas el tiempo podría darnos un pequeño revolcón”. Y Lolumo remata: “Tampoco podemos olvidar que en las zonas de montaña las noches siguen siendo bastante frescas y que los cambios y las precipitaciones suelen ser más importantes que en otras zonas de Aragón".

Para aquellos sufridores de los rigores del verano anticipado, solo queda la estoica espera, para que un día regrese el tantas veces denostado cierzo y alivie este calor. Entre tanto, las tormentas vespertinas refrescarán a los transeúntes de la ciudad, mientras la gente del campo permanecerá en vilo, ante la posible caída de pedrisco durante estos días de cosecha.