Publicidad
CIENCIA

Convertir la madera y los hongos en plástico: próximo reto del Laboratorio BIVO de Aguaviva

La consejera Maru Díaz visita el centro de investigación en biomateriales, el cual apuesta por la economía circular y la bioeconomía desde el cooperativismo de I+D

ARAGÓN NOTICIAS /
Díaz visita el laboratorio BIVO en Aguaviva Díaz visita el laboratorio BIVO en Aguaviva. DGA
icono foto Díaz visita el laboratorio BIVO en Aguaviva Díaz visita el laboratorio BIVO en Aguaviva. DGA

¿Se podría hacer plástico a partir de madera o de hongos? Es el reto de una cooperativa de científicos, Zoocánica, que lleva ya dos años y dos proyectos nacionales en Aguaviva, Teruel. Desde el Laboratorio BIVO, un centro de investigación pionero en tejidos orgánicos, bioestructuras y biomateriales, ubicado en esta localidad, han desarrollado sus primeros materiales y han demostrado además una hipótesis: que en los pueblos también se puede hacer ciencia. 

"Añadimos a partir de una matriz que usamos de 3-D un derivado del papel de la celulosa, aunque bueno actualmente se sintetiza de manera química, añadiendo partículas de madera de nuestro primer proyecto", explica Amada Garitas, investigadora de BIVO. 

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, ha visitado las instalaciones de este laboratorio, que en sus dos primeros años y medio de andadura está demostrando “el enorme potencial transformador de la ciencia en el territorio”. Un proyecto que, en palabras de Díaz, “lo tiene todo, al vertebrar el conocimiento por el medio rural, apostar por la bioeconomía y la economía circular, y hacerlo desde el cooperativismo de I+D”.

Ubicado en la restaurada ermita de Santa Bárbara, del siglo XVII, cuenta en la actualidad con un equipo de ocho trabajadores, todos ellos naturales de la zona, y con perfiles de diferentes campos de conocimiento, como Biología, Biotecnología, Químicas, Ingenierías Industrial y de Materiales y Diseño Industrial.

Fue impulsado por las cooperativas de I+D Biocore y Silvestrina –que a su vez despliegan su actividad bajo la cobertura de la cooperativa de segundo grado Zoocánica-, y su objetivo es diseñar, desarrollar e industrializar nuevos materiales, derivados de elementos orgánicos, con elevadas prestaciones mecánicas y con el fin de sustituir materiales derivados del petróleo. Biomateriales que aspiran a producirse en Aguaviva y que contribuirían a un cambio de modelo productivo en el municipio, a la revitalización de la zona y a la conservación del patrimonio medioambiental.

Impacto en el entorno rural

Con los programas de I+D y otras líneas de investigación, el laboratorio aspira a tener una incidencia positiva en el territorio, impulsando la futura implantación de infraestructuras industriales, de la mano de la economía social, y la transformación urbana del municipio al calor de los resultados de la actividad investigadora. Una “fuerza transformadora” que ha destacado la consejera tras la visita, y que viene a demostrar una vez más, en palabras de Díaz, cómo “la ciencia es una extraordinaria aliada para el desarrollo rural del territorio”.

La responsable autonómica, que ha estado acompañada en la visita por el alcalde de Aguaviva, Aitor Clemente, ha celebrado también la apuesta por la bioeconomía y la economía circular del centro, en un momento “de escasez de materias primas” y en el que “ya estamos viviendo con dureza los efectos de la crisis climática”.

El alcalde, Aitor Clemente, comenta el apoyo prestado al centro y la incidencia que el proyecto ha tenido en el municipio. Para Díaz, es “urgente” transitar hacia una economía circular, y la innovación tecnológica, como está demostrando BIVO al buscar nuevos usos y aplicaciones a materiales basados en tejidos vegetales, es “la mejor palanca para desarrollar soluciones creativas que permitan mantener nuestra calidad de vida sin comprometer el futuro del planeta”.

"Ahora permite tener un uso de manera continuada, además aportando empleo, aportando valor añadido a lo que se puede hacer desde el pueblo", concluye el representante municipal. 

Guardado en...

Ciencia I+D aragon aguaviva bivo