DELITOS ECONÓMICOS

Desarticulada una red que habría estafado 115.000 euros a una empresa de Borja

Se hacían pasar por el CEO de una empresa para cobrar transferencias fraudulentas. Se ha detenido a cuatro personas y se ha investigado a otras cinco en España y Portugal.

ARAGÓN NOTICIAS /
La investigación de la estafa ha permitido desarticular a una organización criminal.
icono foto La investigación de la estafa ha permitido desarticular a una organización criminal.

La Guardia Civil de Zaragoza ha desarticulado una organización criminal compuesta por nueve personas, que habría estafado 115.000 euros a una empresa con sede en Borja con una transferencia fraudulenta, suplantando en internet la identidad de los responsables de otra empresa. El dinero estafado, era posteriormente transferido a cuentas bancarias de España y Portugal a través de lo que se conoce como 'mulas económicas', personas que reciben dinero de forma fraudulenta en sus cuentas para derivarlo a otros componentes de la red, o bien que entregan dinero en efectivo de esas transferencia a cambio de un porcentaje del dinero defraudado.

La operación se inició en 2018 cuando los responsables de la empresa, dedicada a fabricación de piezas plásticas para automóviles, presentó una denuncia ante la Guardia Civil tras pagar 115.000 euros a una empresa de Navarra que nunca llegó a recibir el dinero. Ambas empresas comprobaron después que el pago se había efectuado en una cuenta que no pertenecía a la empresa navarra, siendo víctima de la estafa conocida como 'fraude al CEO', en la que los ciberdelincuentes se hacen pasar por el director general del empresa. 

'Mulas económicas'

La investigación permitió localizar e identificar en Puerto de Sagunto (Valencia) a la titular de la cuenta bancaria a la que se habría transferido el dinero de la factura,. De los análisis de dicha cuenta se verificó que, tras recibir la transferencia fraudulenta, se realizaron rápidamente varias transferencias a otras cuentas, entre las que se encontraba una ubicada en Valencia y otras a cuentas bancarias de Portugal con importes de 15.000 euros. Por ese motivo, la Guardia Civil inició los trámites pertinentes con las autoridades portuguesas para identificar a los beneficiarios de esas cuentas.

Continuando con la investigación sobre la cuenta bancaria española, relativas a las posibles retiradas de efectivo, se logró identificar a una segunda persona, que habría extraído varias veces dinero en efectivo en cajeros de Valencia capital. Fruto de todo ello, el día 29 de noviembre de 2018, la Guardia Civil detuvo tanto a la titular de la cuenta bancaria donde se recibieron los 115.000 euros como al varón que realizó las extracciones en cajeros automáticos.

Tras la detención de la mujer en Puerto de Sagunto, los agentes realizaron un registro en su domicilio donde se intervino material informático, teléfonos móviles, tablets, 'pendrives', sustancias estupefacientes, dinero en metálico y numerosa documentación bancaria que acreditaba la actividad ilícita así como la implicación de otras personas, deteniendo a un familiar de la mujer al día siguiente. Esta persona, con numerosos antecedentes por hechos similares, era la encargada de gestionar y utilizar de forma online la cuenta bancaria donde se recibió el total del importe defraudado.

Como resultado del análisis de toda información obtenida se pudo determinar que los tres detenidos establecieron contacto con otras personas de origen latino, las cuales les ofrecieron hacer de 'mulas económicas', es decir, hacer uso de sus propias cuentas bancarias para recibir transferencias económicas y derivarlas a otras cuentas o extraer dinero en  efectivo de las mismas, que sería entregado a otros integrantes de la red, a cambio de obtener un pequeño porcentaje de lo defraudado.

Cae el cabecilla de la banda

Una vez analizada la documentación hallada en el domicilio la Guardia Civil logró localizar en marzo de 2019 a un cuarto implicado y meses después, en octubre, detener al cabecilla de esta organización en Valencia, el cual se encargaba de captar a personas que hicieran de 'mulas económicas', otras que actuarían de intermediarias para las entregas en metálico del dinero defraudado, así como dirigir la actividad ilícita. Una persona con multitud de antecedentes policiales por estafas llevadas a cabo con el mismo modus operandi.

Respecto al resultado de las gestiones llevadas a cabo por las autoridades portuguesas en relación con los beneficiarios de las cuentas bancarias ubicadas en dicho país, a principios de este mes de noviembre de 2021, se comunicó la plena identificación y localización de dos mujeres y dos hombres, que fueron investigados por los hechos descritos anteriormente.

Esta investigación, de tres años de duración, ha finalizado con la detención de 4 personas e investigación de otras 5, presuntas autoras de un delito de estafa, otro de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a organización criminal. Se trata de tres mujeres y cinco hombres, de edades comprendidas entre los 27 y 44 años, de nacionalidades ecuatoriana, dominicana y de República de Santo Tomé y Príncipe, que quedaron a disposición judicial tras las detenciones.

La investigación permitió recuperar más de 82.000 euros, que le fueron entregados al responsable de la empresa de Borja. En esta operación desarrollada por EDITE de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza, han participado efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Valencia, y se ha contado con la colaboración de la Unidad Nacional de combate a la Ciberdelincencia y a la Delincuencia Tecnológica de la Policía Judicial de Portugal.