Casademont Zaragoza busca fortalecer su solidez mental

El conjunto aragonés se desplaza hasta tierras canarias para afrontar un encuentro de máxima dificultad ante el Gran Canaria

Aragón Deporte /
Stan Okoye durante un encuentro con Casademont Zaragoza.
icono foto Stan Okoye durante un encuentro con Casademont Zaragoza.

Casademont Zaragoza afronta su segundo desplazamiento de la semana con la visita a Las Palmas para medirse a C.B. Gran Canaria. Un exigente duelo a domicilio ante uno de los equipos más en forma de la competición que supondrá el reencuentro con varias caras conocidas y que exigirá el máximo a un cuadro maño que ambiciona su cuarta victoria en la Liga Endesa.

Sin tiempo que perder tras regresar ayer de Bolonia, Casademont Zaragoza prepara el equipaje para su segunda salida de la semana. Tras caer en Bolonia frente al Unahotels Reggio Emilia en la FIBA Europe Cup, los de Jaume Ponsarnau viajan a Las Palmas para tratar de buscar una victoria de prestigio frente al C.B. Gran Canaria. Un complicado choque en el que los rojillos buscarán su cuarto triunfo del curso, después de superar a Río Breogán la semana pasada, mientras que los claretianos intentarán hacerse fuertes en casa para sumar su sexto triunfo y hacer buena la victoria del pasado domingo frente al Real Madrid en el WiZink Center. Con exjugadores del equipo maño como Nico Brussino y Dylan Ennis en un gran estado de forma, los de Porfirio Fisac están cuajando un buen inicio de curso en el que solo han cedido durante la visita del Barça al Gran Canaria Arena y en su visita al MoraBanc Andorra.

Por su parte, en la EuroCup, el cuadro amarillo se repuso de la derrota inaugural frente al Cedevita Olimpia, con un trabajado triunfo en Grecia ante el Promitheas Patras del exentrenador rojillo Luis Casimiro. Una serie de resultados que muestran la clara línea ascendente que lleva un Gran Canaria que, además de los mencionados Brussino y Ennis, se ha reforzado este curso con otros jugadores de amplio recorrido en la Liga Endesa como Artem Pustovyi, Ilimane Diop o Miquel Salvó. Piezas de un importante perfil físico que se unen a la columna vertebral que forman desde hace algunas temporadas Andrew Albicy, AJ Slaughter o John Shurna. En definitiva, un equipo con muchísimos recursos que destaca como uno de los mejores a la hora de compartir el balón (16.71 asistencias), recuperar balones (8.14) y sacar faltas personales (21.14), gracias a la verticalidad de sus jugadores de perímetro y la envergadura de sus interiores.

Precisamente, ese poderío interior será una de los aspectos principales a los que deberá hacer frente un Casademont Zaragoza lastrado en la pintura por la baja de Jamel Mclean debido al esguince de tobillo que le mantendrá alejado de las canchas entre cuatro y seis semanas. Para suplir su ausencia, el cuadro aragonés se ha reforzado con la llegada de Deon Thompson, quien todavía no estará para ayudar a sus nuevos compañeros en la isla, al finalizar el miércoles su concurso con los Leones de Ponce en Puerto Rico. Por ello, el canterano Jaime Fernández será el encargado de completar una expedición a Canarias que ha partió ayer directamente a Las Palmas desde Bolonia, con Barcelona como única escala. De esta forma, el plantel maño tratará de sacarse la espina de su última derrota, con una meritoria victoria que le ayudaría a encarar con confianza los importantes encuentros que le esperan en su vuelta al pabellón Príncipe Felipe.