AUTOMOCIÓN

La planta de Stellantis en Figueruelas detendrá su producción el martes

El parón, que afectará a los tres turnos -mañana, tarde y noche-, se debe a problemas en los suministros de componentes

AGENCIAS /
icono foto Una trabajadora de Stellantis agarra la puerta de un vehículo.

La planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza) volverá a parar su actividad productiva el próximo martes 20 de abril en sus tres turnos -mañana, tarde y noche- por problemas en los suministros de componentes, según ha informado la compañía a los trabajadores. El paro, como en anteriores ocasiones, se producirá en las dos líneas. El problema de los componentes es global y está afectando a todo el sector de la automoción desde principios de 2021.

Por otro lado, la dirección de la planta ha presentado esta semana un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) que, en un principio, afectaría a 650 trabajadores del turno central en oficinas, quedando excluidos los empleados de producción.

El proceso de negociación se inició el pasado jueves y continuará la próxima semana. La compañía ha trasladado a la representación de los trabajadores que esta medida responde a la crisis ocasionada por la falta de semiconductores en Europa, que ha llevado a parar la producción en la planta en varias ocasiones, y a que los indicadores comerciales y logísticos presenten un "importante desajuste" entre el volumen de trabajo, los ingresos por fabricación y comercialización de vehículos y repuestos; y el volumen de personal de estructura y resto de gastos fijos.

Ajustar la plantilla a las "nuevas condiciones"

"Esto obliga inevitablemente a ajustar la presencia de plantilla a estas nuevas condiciones y al volumen de actividad previsto para el corto y medio plazo", ha defendido la dirección de la planta.

En concreto, el ERTE incumbe al personal dedicado a trabajo de oficinas, compras, IT -informáticos-, finanzas y 'aftersales' -postventas-. El contrato de estos empleados se suspendería durante un máximo de 50 jornadas por persona, en el periodo comprendido entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre de 2021.

El resto de los trabajadores de la planta, unos 5.000, que están relacionados directamente con la producción, no se verán afectados por este ERTE, ya que se utiliza el sistema de distribución irregular de jornada que tienen previsto en el convenio colectivo. Así, todo el personal que trabaja a turnos está excluido de la medida.