MANIFESTACIÓN

Los interinos aragoneses salen a la calle para reclamar estabilidad y contratos fijos

Los sindicatos estiman que alrededor de 20.000 trabajadores en Aragón llevan contratados como temporales más de 20 años. Sanidad aglutina el 53,4% del total

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Pilar Remírez, portavoz del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el Empleo Público de Aragón (Stepa), durante la concentración.

Empleados temporales de las administraciones públicas han salido este viernes a la calle para reclamar una regularización de su situación. Convocados por ISTA Intersindical, denuncian que alrededor de 20.000 interinos en Aragón llevan contratados como temporales más de 20 años, cuando Europa tan solo permite un máximo de tres.

La administración autonómica cuenta con 59.560 empleados, la mayoría mujeres. 28.800 trabajadores, el 48,4%, están como temporales. Además, hay que sumar 10.000 más de otras administraciones como el Estado o la Universidad.

Por sectores, Sanidad es el colectivo que más temporales reúne, con el 53,4%. Una provisionalidad que se sitúa en el 47% en el caso de la administración general, el 43% entre los docentes y el 40% en las entidades de derechos públicos, entre las que se encuentran el Instituto del Agua o la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión.

"No existe ninguna inspección ni ninguna sanción que determine cuando una trabajadora o un trabajador está en abuso. Estamos totalmente indefensos. Cuando nos echan a la calle, no hay ningún tipo ni de indemnización por despido, ni por supuesto, ningún tipo de sanción", denuncia Pilar Remírez, portavoz del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el Empleo Público de Aragón (Stepa).

Los manifestantes han comenzado las movilizaciones esta mañana en el hospital Miguel Servet de Zaragoza donde mostraban letreros "en contra del abuso" y "la necesaria protección del personal interino". Han continuado en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, donde consideran "asombroso la cantidad de temporales que hay". Finalmente se han posicionado frente al edificio Pignatelli, donde "están las fuerzas que podrían ser el motor del cambio de la situación".

Vídeos

Vídeos