ÚLTIMA REUNIÓN EL DÍA 1

Fracasa la reunión para evitar la huelga del bus en Zaragoza

Comité de empresa y Avanza se acusan mutuamente de no querer negociar, por lo que los paros volverán el próximo 2 de septiembre de 08:00 a 10:00 horas y de 19:00 a 21:00 horas

ARAGÓN NOTICIAS /
Un autobús de la línea 35 en el Paso de la Independencia de Zaragoza. (EP)
icono foto Un autobús de la línea 35 en el Paso de la Independencia de Zaragoza. (EP)

La última reunión celebrada este jueves en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) entre Avanza, concesionaria del servicio público de autobús urbano en Zaragoza, y el comité ha concluido sin ningún acuerdo, por lo que, salvo que se produzca un acuerdo 'in extremis' en el encuentro del 1 de septiembre, los trabajadores retomarán en principio los paros parciales a partir del jueves 2 de septiembre. 

Ambas partes han lamentado la falta de predisposición para la negociación de su oponente, que aboca a retomar las jornadas de huelga todos los jueves y sábados de septiembre, de 08:00 a 10:00 horas y de 19:00 a 21:00 horas, para conductores e inspectores, y las dos primeras horas de cada turno para el resto de secciones.

Desde el comité de empresa han criticado que la compañía "siga agotando el poco crédito que le queda, actuando con evasivas ante las demandas de los trabajadores", lo que compromete "el servicio público al que se debe", por lo que remite a los trabajadores a las asambleas programadas para los próximos 30 y 31 de agosto para someter la propuesta a referéndum. 

Listado de demandas

Entre sus demandas, figuran que se anule el recorte de horarios de atención en Recursos Humanos y en el Servicio Médico (algo a lo que la empresa se niega, según el asegura el comité), que la cabina de la plaza Aragón recupere plenamente sus funciones de atención y también se vuelva a los horarios habituales de entrada y salida de los empleados de taller. Una cuestión respecto a lo que Avanza ha dicho que, por ahora, "no va a variar la situación de la cabina y que los horarios habituales en la jornada de taller se recuperarán cuando la situación sanitaria lo permita".

El comité ha solicitado también reducir las horas extra, que se contrate a más personal y que se eliminen los contratos a jornada parcial, pasándolos como indefinidos a tiempo completo, advirtiendo de que en estos momentos "y debido a las malas condiciones en las que desempeñamos nuestro trabajo, el absentismo se ha disparado al 10%". Además, reclama que se acepten todas las de peticiones de concreción horaria, la regulación del teletrabajo de oficinas, la entrega del registro retributivo de toda la plantilla, la devolución del dinero descontado por el ERTE, así como instaurar el registro de inicio y final de jornada de los conductores y eliminar la diferencia en el cómputo de la antigüedad.

Para Avanza es "inaceptable" 

Por su parte, la concesionaria del servicio de autobús urbano de Zaragoza ha lamentado que el comité de empresa "presione" con la huelga "y se olvide de negociar". Desde Avanza, consideran que los representantes de los trabajadores han acudido al encuentro "sin ninguna intención de evitar los paros" convocados a partir del día 2 de septiembre, ni se han mostrado dispuestos a rebajar "sus altas demandas económicas", alargando el proceso y "sin afrontar los problemas reales de la negociación colectiva".

A su entender, se constata así que el único argumento del comité en este proceso "es su capacidad para parar la movilidad de la ciudad, recurriendo por sistema a la huelga y obstaculizando cualquier intento de encontrar una solución a través del diálogo y el consenso", lo que han considerado "inaceptable". 

Por eso, Avanza ha hecho un llamamiento a la responsabilidad del comité de empresa, para que desconvoque los paros y "se esfuerce" por llegar a un acuerdo, "evitando perjuicios innecesarios a los usuarios".