Publicidad
SUCESOS

Desarticulado un clan familiar dedicado al tráfico de drogas en la provincia de Zaragoza

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas y ha investigado a otras 15, la mayoría con vínculos familiares

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto En la operación se han intervenido 52 kilogramos de speed y otras sustancias estupefacientes, casi 35.000 euros en efectivo y varios vehículos a motor. | Guardia Civil

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza (EDOA) ha llevado a cabo la denominada operación Laceros, que ha permitido la desarticulación de una organización criminal familiar dedicada al tráfico de drogas.

El clan operaba en la provincia de Zaragoza, en la que se ha detenido a ocho personas, e investigado a otras 15, como presuntos autores de delitos contra la salud pública (tráfico de drogas), blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal, según informa el cuerpo armado en un comunicado.

La operación se inició en el último trimestre de 2020 tras las detenciones de cuatro personas, efectuadas en junio y julio de dicho año por agentes de Seguridad Ciudadana de Utebo, que se dedicaban a la venta de marihuana y speed en esa localidad. En el domicilio de uno de los detenidos se intervino, entre otros efectos, un kilogramo de speed, ingresando dicha persona en el centro penitenciario de Zuera tras quedar a disposición judicial.

Tras esas detenciones, los especialistas del EDOA iniciaron una laboriosa investigación realizando un minucioso estudio de la información obtenida en los registros que se llevaron a cabo en esas actuaciones, logrando determinar la existencia de varias personas que, actuando en coordinación, se dedicarían a la venta de sustancias estupefacientes en toda la provincia, principalmente cocaína, speed y marihuana. Dichos sospechosos estarían unidos por lazos familiares al detenido en Utebo y, a pesar de encontrarse éste en prisión, continuaban con la actividad delictiva de la venta de estupefacientes.

Fruto de dichas investigaciones, en noviembre de 2021, se llevó a cabo la explotación de la primera fase de esta operación, donde se logró detener a cinco personas, tres hombres y dos mujeres, en Utebo y Zaragoza, entre los que se encontraba el proveedor de cocaína al clan familiar que se encargaría de su posterior distribución. En los dos registros efectuados se intervinieron casi 7.500 euros en efectivo y 165 gramos de cocaína.

La operación se centró después en la localización del cabecilla de esta organización criminal, tratándose además del proveedor de speed en grandes cantidades. Una persona que guardaba fuertes medidas de seguridad para evitar ser interceptado y que poseía multitud de propiedades muebles e inmuebles a pesar de no tener actividad laboral.

En la operación, la Guardia Civil ha intervenido también distintas armas. | Guardia Civil

El sospechoso fue interceptado y detenido el 20 de diciembre del pasado año cuando circulaba por una vía de comunicación próxima a Calatayud. Tras la detención se efectuaron dos registros en viviendas de su propiedad donde fueron localizados más de 600 gramos de cannabis, 186 cigarrillos de marihuana, 236 gramos de hachís y 15.100 euros en efectivo. En la inspección de uno de los turismos que utilizaba en su actividad se localizaron 51 kilogramos de speed que se hallaban en el interior de una maleta y bolsa de viaje, además de 100 gramos de cocaína y un total de 5.813 euros en efectivo.

El detenido, al que se le imputó delito de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y blanqueo de capitales, ingresó en el centro penitenciario de Zuera tras quedar a disposición judicial.

Segunda fase de la investigación

La labor de investigación posterior permitió obtener la identidad del resto de integrantes de esta organización criminal. Una red muy activa en la provincia de Zaragoza en la que sus componentes guardaban fuertes medidas de seguridad y hermetismo entre ellos para el desarrollo de su actividad, siendo la mayoría pertenecientes a la misma familia y otras personas con las que guardaban fuertes lazos de amistad.

Esta segunda fase ha finalizado con la detención de dos personas más e investigación de otras 15, a los que se les imputaron los mismos delitos. Esta laboriosa investigación ha permitido desarticular varios puntos de venta de sustancias estupefacientes muy activos en la provincia.

El operativo se ha saldado con la detención de ocho personas e investigación de otras 15, todos de nacionalidad española, excepto un colombiano, residentes en diferentes poblaciones de la provincia, de los que tres se encuentran actualmente en prisión. La sustancia estupefaciente global intervenida asciende a 52 kilogramos de speed, un kilogramo de marihuana, 265 gramos de cocaína, 236 gramos de hachís, 186 cigarrillos de marihuana, casi 35.000 euros en efectivo y varios vehículos a motor. El valor de la droga intervenida en el mercado ilícito ascendería a casi 600.000 euros. La operación continúa abierta.

Guardado en...

Guardia Civil sucesos