OCIO

¿Cómo pasar un día pilarista con 20 euros en el bolsillo?

Aunque este 2021 sea un año diferente, hay una gran variedad de actividades programadas que se pueden disfrutar con un presupuesto ajustado

RAQUEL PLOU /
Pulsa para ampliar

No hay pregón, ni vaquillas en la Plaza de Toros. Tampoco fuegos artificiales ni carpa de Interpeñas. Esta atípica semana del Pilar está marcada por la eliminación de actos o por las restricciones sanitarias y aforos que han hecho que nos tengamos que adaptar a una nueva forma de disfrutar de estos días tan especiales para los zaragozanos. Sin embargo, el Ayuntamiento de Zaragoza ha preparado una semana cultural con una amplia variedad de actividades, muchas de ellas gratuitas y al aire libre, por lo que es casi imposible quedarse sin plan.

Nos proponemos pasar uno de estos días fuera de casa con un presupuesto ajustado a 20 euros.

10:00 – Plaza del Pilar

Una buena manera de empezar el día es asistir a uno de los numerosos conciertos de jotas que se ofrecen en la Fuente de Goya de la Plaza del Pilar del 10 al 17 de octubre. Se trata de actuaciones gratuitas, que, en función del día, se celebran por la mañana, por la tarde, o en ambos tramos. Requieren de reserva previa por internet, ya que el espacio está limitado a 900 personas y cuenta con un vallado con paneles opacos alrededor. Allí se pueden escuchar algunas de las mejores voces aragonesas, aunque el escenario también cuenta con presencia de grupos folclóricos de otras comunidades.

Después de las jotas, una parada obligatoria es la Basílica del Pilar para ver a la Virgen, ya seas zaragozano o estés visitando la ciudad desde cualquier otro punto de España o del mundo. Tanto en la plaza como en la catedral se respira un ambiente cargado de ilusión, único, que no se siente en otras fechas del año.

11:30 – Feria de Muestras

Tras empezar el día en el centro de la ciudad, la Feria General de Muestras de Zaragoza, que este año celebra su 80 edición, es otro de los lugares a los que no podemos faltar en estos días del Pilar. Se puede visitar entre el 9 y el 17 de octubre en horario de 11:30 a 20:30 horas y cuenta con un servicio de autobuses gratuito que parte desde Paseo María Agustín o desde Plaza San Francisco entre las 10:30 y las 18:30 horas. La mejor opción es acudir a primera hora, ya que así dispones de tiempo suficiente para ver todos los pabellones. 

La entrada general, a partir de 11 años, cuesta 6 euros y, la reducida, 3 euros. En este último grupo se incluye a todas aquellas personas que dispongan de Carnet Joven, carnet de estudiante (hasta 26 años), tarjeta Zaragoza Card, sean pensionistas, niños entre 7 y 10 años o familia numerosa. También cuentan con descuento los socios de la Federación Interpeñas Zaragoza, la Unión Peñista de Zaragoza, los abonados del Real Zaragoza, del Casademont y del Sala Zaragoza. Los niños menores de 6 años y los desempleados pueden entrar gratuitamente.

Artesanía, moda, coches, decoración, atracciones y un pabellón dedicado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se juntan en este espacio. Este año se ha hecho una gran apuesta por las actuaciones musicales, que se desarrollan en el escenario situado en la plaza central, así como por los espectáculos y talleres infantiles.

La gastronomía es otro plato fuerte de la feria. Muchos visitantes aprovechan las horas que están allí para comer y disfrutar de los embutidos, quesos y otros alimentos de la tierra. Pero la oferta va más allá, y también es común encontrar perritos calientes, kebabs o pescado frito por muy poco dinero.

De hecho, por 5 euros puedes comprar un menú que incluye un bocadillo de jamón ibérico con tomate y aceite, patatas fritas y bebida.

Con la feria vista y el estómago lleno, todavía queda mucho día por delante. Hemos gastado 3 euros en la entrada y 5 euros en comer, por lo que aún disponemos de 12 euros. Para volver, subimos otra vez al autobús que te lleva hasta el centro de Zaragoza gratis.

Una vez allí, cogemos el tranvía con un nuevo destino: el recinto ferial de Valdespartera. Abre sus puertas a las 17:00 de la tarde y cuenta con un aforo de 13.000 personas. Estará hasta el domingo 24 de octubre. Para acceder no es necesario reservar previamente, pero sí es recomendable mirar el aforo en tiempo real.

17:00 – Recinto Ferial de Valdespartera

La pandemia también se ha hecho notar en el sector de los feriantes. Este Pilar 2021 se ha reducido considerablemente el número de atracciones y puestos de comida que había años atrás, por lo que es común ver largas filas de espera. Aun así, las ferias son una de las zonas preferidas por los zaragozanos estos días.

Si descontamos 2 euros que cargamos en la tarjeta bus para el trayecto de ida y vuelta en tranvía, nos quedan 10 euros. Cuatro de ellos invertidos en una de las atracciones más llamativas, y a la que solo los más atrevidos aceptan subir, ‘Inverter’. Los otros 6 euros los gastamos en una de las famosas patatas asadas que tanto interés suscitan y a las que les puedes añadir hasta seis ingredientes.

Aunque, si en ese momento no tienes tanto apetito, siempre puedes sustituir la patata por algo de comida en otros de los puestos que allí se ubican, o en montarte en alguna otra atracción. También puedes probar tu puntería tratando de meter canastas o explotar globos en las casetas para hacerte, así, con un peluche.

21:00 – Concierto en la Noria Siria

Como colofón a este día, te proponemos asistir a un concierto en los diferentes espacios habilitados para ello. Nosotros elegimos la Noria del Parque del Agua para disfrutar del concierto gratuito de Pignoise, a las 21:30. Eso sí, requería de reserva previa –el aforo es de 4.000 personas– y las entradas se agotaron el primer día que estuvieron disponibles en la página web. Desde ayer, el Ayuntamiento guarda los asientos reservados un máximo de diez minutos, así que, si te quedaste sin entrada, puedes acudir a probar suerte. Este reciento, en la zona Expo, es uno de los más novedosos de este Pilar 2021 y alberga actuaciones musicales destinadas a los jóvenes, como Bombai, Máxima Independance, Pignoise o Dvicio. Otros posibles escenarios son los Jardines de Tosos, la plaza San Bruno o el Jardín de Invierno, dependiendo del día.

Volviendo a casa sin dinero en el bolsillo, queda probado que es posible acudir a diferentes actividades programadas la semana cultural del Pilar y divertirse como antes, aunque sea con mascarillas, aforos y distancias de seguridad.