Ryo Matsumoto vive momentos tan auténticos y genuinos como él

Esta semana, el presentador de ‘Un lugar para orientarme’ se acerca a la vida en el campo a través de los olivos y los escabechados. También tendrá la oportunidad de fabricar un instrumento muy aragonés: la gaita de boto; y descubrirá los entresijos del Mercado Central de Zaragoza.

Ryo Matsumoto vuelve una semana más a ‘Un lugar para orientarme’ (miércoles, 21:35h) con tres nuevas experiencias totalmente auténticas y genuinas. En una de ellas, el presentador del programa tendrá que madrugar para ver cómo se preparan los puestos del Mercado Central antes de su apertura al público. Allí aprenderá a cortar un enorme atún de 195 kg con  José Luis, mientras que David (carnicero) le descubre lo que no está a la vista del público, los sótanos del mercado, donde le enseña cómo hacer un buen corte para luego servirlo en el puesto.

También en Zaragoza, Ryo se desplaza hasta la gaitería Tremol donde descubre cómo de los objetos más insospechados se puede crear un instrumento musical. Además, Nacho lo toma de aprendiz para enseñarle cómo se fabrica una gaita de boto aragonesa. Con la gaita Ryo se acerca hasta la Escuela Municipal de Música y Danza donde Rafa le enseña a tocarla.

Finalmente, Ryo viaja hasta Castejón de Valdejasa, localidad famosa por sus escabechados, donde comparte jornada con los hermanos, Alberto e Ignacio, que apostaron por la vida en el campo y el negocio familiar. Con ellos, Ryo ara los campos de olivos, hace su propia combinación de tapa escabechada y se mete al obrador para hacer un auténtico escabechado.

‘Un lugar para orientarme’, este miércoles a las 21:35 horas, en Aragón TV.

Galería fotográfica