OPTIMISMO EN LA HOSTELERÍA

"Hay hoteles que completaron las reservas en solo una hora"

Hosteleros y comerciantes de Aragón se preparan para recibir un importante volumen de turistas en el primer fin de semana sin confinamientos provinciales

ARAGÓN NOTICIAS /
Imagen de la Ciudadela de Jaca, en Huesca
icono foto Imagen de la Ciudadela de Jaca, en Huesca

Aragón está listo para vivir su primer fin de semana con las tres provincias desconfinadas perimetralmente. Tras el anuncio del pasado miércoles del presidente Javier Lambán, la movilidad entre Zaragoza, Huesca y Teruel es libre, motivo por el que se espera un importantísimo volumen de desplazamientos por todo el territorio. Hosteleros y comerciantes celebran la flexibilización de medidas y esperan una significativa afluencia de turistas.

Jaca es uno de los municipios donde este fin de semana se espera una amplia llegada de turistas provenientes de todo Aragón. Allí, como en el resto de la Comunidad, el levantamiento del confinamiento perimetral generó una gran alegría e ilusión entre comerciantes y hosteleros. “Hay hoteles y restaurantes, como El Acebo o La Cadiera, que una hora después del anuncio del presidente Javier Lambán cubrieron todas sus plazas. La gente tiene muchas ganas de viajar”, señala María José Jarne, directora de la oficina de Turismo de Jaca.

A pesar de que todavía no tienen cifras de cuántos visitantes pueden recibir a lo largo del fin de semana, Jarne señala el “soplo de aire fresco” que suponen las “buenas expectativas” para toda la ciudad, donde se confía en que todos los turistas cumplan con los protocolos de seguridad. “Para Jaca es una enorme inyección de moral, pero también económica. Es un lugar de muchísimo ambiente y seguro que viene bastante gente. Además, hay muchos zaragozanos que tienen aquí su segunda residencia y vendrán a disfrutar de ella”, anuncia.

Una de ellas es Irene Martínez, una joven residente en la capital aragonesa que, junto a su madre, volverá este sábado a Jaca. “Tenemos muchísimas ganas. Llevamos medio año sin venir y, al final, se nos estaba haciendo un poco largo. Lo que más echaba de menos es respirar el aire del Pirineo, pasear junto a la Ciudadela y tomar unas tapas en el centro de Jaca”, revela con entusiasmo.

"Esperamos que venga mucha gente"

En la Sierra de Albarracín, en Teruel, también esperan una mayor afluencia de visitantes este fin de semana. En la Oficina Comarcal de Turismo de la zona han notado un incremento del número de llamadas y consultas recibidas desde el desconfinamiento de las provincias. "Tenemos muchas ganas, esperamos que venga mucha gente y que haya más movimiento", cuenta esperanzada Pilar Miralles, la responsable de la Oficina.

Los hosteleros de la localidad han comenzado a prepararse ante la llegada de turistas y, tras meses con los restaurantes cerrados, comenzarán a reabrir algunos. Por ejemplo, este fin de semana levantarán la persiana al menos dos establecimientos más en el municipio, que se sumarán a los cuatro actualmente abiertos.

Sin embargo, en las casas rurales todavía no están contabilizando clientes, tal y como señalan desde la Federación Aragonesa de Turismo Rural. "Es más la alegría por la liberación de las provincias, que la realidad en las casas rurales. Se está moviendo algo para Semana Santa, pero lo primero que se van a llenar son las segundas residencias y los destinos más turísticos. La perspectiva es buena, pero no hay datos demasiado brillantes", afirma Francisco Parra, responsable de la Federación.

En Gea de Albarracín, no han tenido "ni una sola reserva desde que comenzó el año", lamenta David Gómez, propietario de la Casa Rural del Pelaire, ya que sus principales visitantes proceden en su  mayoría de Valencia y Madrid. El desconfinamiento provincial no ha supuesto el alivio que han notado en el Pirineo aragonés y los hosteleros cuentan que "no ha sonado nada el teléfono"

En Zaragoza, el Monasterio de Piedra prepara su reapertura para este sábado 13 de marzo. También aquí han recibido con optimismo la noticia, aunque su cliente principal proceda de la provincia. "Nos hace reabrir con mucha más ilusión y energía", explica Clara Gormedino, responsable de Comunicación del Monasterio.

Las reservas del parque y del hotel durante este fin de semana no llegan al lleno. Gormedino achaca la menor afluencia de visitantes a que "la forma de viajar ha cambiado, y ahora las reservas se hacen con mucho menos tiempo". Además, los alrededores del recinto también se beneficiarán de su reapertura, ya que las reservas que no pueda absorber el hotel se derivarán al resto de alojamientos turísticos de la zona.