EDUCACIÓN

El PP critica las "incertidumbres" que presenta el nuevo curso

La portavoz sectorial de los populares, Pilar Cortés, también muestra su preocupación por la "rebaja en la calidad de la educación"

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto La portavoz de Educación del PP, Pilar Cortés, durante la rueda de prensa.

La portavoz de Educación del PP en el parlamento aragonés, Pilar Cortés, ha criticado este viernes la "incertidumbre" con la que comenzará el curso escolar en Aragón por las ratios en las aulas, los espacios disponibles para garantizar la distancia de seguridad, la menor contratación de profesores, la partida para infraestructuras y la rebaja en la calidad y el nivel de la enseñanza.   

En una rueda de prensa posterior a la ofrecida por el consejero de Educación, Felipe Faci, para explicar el inicio del curso, Cortés ha discrepado del escenario de "normalidad" con el que se plantea. A pesar de la experiencia del año pasado y el avance en el proceso de vacunación, Cortés ha esgrimido problemas como la variante Delta, mucho más contagiosa o la negativa de Educación a atender las reivindicaciones populares para medir la calidad del aire e instalar filtros a costa de que alumnos y profesores "vuelvan a pasar frío" con la ventilación frecuente y cruzada.

Además, ha criticado la demora en la publicación del protocolo sobre los comedores, las extraescolares y los madrugadores, que las empresas del sector esperaban para el mes de junio y que, finalmente, ha acabado siendo un texto "genérico" que delega la responsabilidad en la comunidad educativa. 

También ha puesto en la picota la cantidad que la DGA destina a la ejecución de nuevas infraestructuras educativas. En ese sentido, ha recordado que varias zonas de Zaragoza como Arcosur, Parque Venecia y el colegio Soledad Puértolas seguirán necesitando utilizar aulas prefabricadas, un recurso que el Gobierno ha descartado para María de Huerva "para ahorrarse su coste", según ha criticado. Además, también ha mencionado infraestructuras pendientes en Monzón y La Muela.  

Por último, ha mostrado la preocupación de su grupo parlamentario por la rebaja del nivel educativo y el descenso en el número de suspensos, que el curso pasado se adujeron como justificados para hacer frente a los problemas ocasionados por la pandemia entre los escolares. "Queremos que nuestros alumnos sean los mejores y nos preocupa que todo esto pueda redundar en una rebaja de la calidad de la educación porque nuestra situación, según refleja el Informe PISA, no es especialmente buena", ha explicado.