COVID-19

El ocio nocturno recupera el pulso más de un año después

Los locales vuelven a recuperar su actividad y los clientes regresan con algunas restricciones aún vigentes

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Un local de ocio nocturno de Zaragoza durante la noche del viernes.

El ocio nocturno vive su primer fin de semana de apertura hasta las 3:00 de la madrugada. Tanto clientes como encargados de los establecimientos se muestran satisfechos: unos por poder reabrir sus puertas y otras por recuperar una actividad que hacía más de un año que tenían olvidada. El buen tiempo ha favorecido que las terrazas estuvieran llenas y que los locales hayan recibido una gran afluencia, dentro de los controles de aforo y medidas restrictivas que aún continúan vigentes.

En las terrazas del centro de Zaragoza, los clientes se mostraban satisfechos de poder estar más tiempo: "Ya era de que dejaran trabajar a la hostelería", comentaba un cliente. Otros, recordaban la necesidad de recuperar la vida social: "Necesitábamos estar con los amigos tomando algo". "Hacía falta que la hostelería tuviera más margen y los clientes más margen para estar en la calle". Otros recordaban que con la retirada de las mascarillas en espacios abiertos, la semana que viene se dará un paso más. El responsable de una de estas terrazas, Germán Balsas, se mostraba satisfecho por la afluencia, que dejaba corto el aforo.

No obstante, la mascarilla aún es y seguirá siendo obligatoria por el momento en el interior de los locales, y los aforos son todavía reducidos. Además, sigue sin estar permitido el baile en los locales. Los clientes creen que es mejor así: "Si hay un tipo de control no debería cerrarse los bares. Va a haber más problemas si me meto en un piso sin ningún tipo de seguridad, que estar en una discoteca y que nos recuerden que tenemos que estar en nuestro sitio y ponernos la mascarilla", dice un cliente. No obstante, Adrián García, responsable de un local de la plaza de El Pilar, recuerda: "es complicado. Hay que hacer mas de policías que de camarero y la gente de seguridad están cansados".

Vídeos

Vídeos