MEMORIA DEMOCRÁTICA

Caspe rinde homenaje a un piloto ruso fallecido durante la Guerra Civil

En el acto se ha recordado a todas las víctimas y se ha homenajeado a los brigadistas internacionales

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Imagen de un asistente al homenaje depositando un ramo de flores.

Caspe ha inaugurado este sábado un monolito en el cementerio de la localidad en homenaje al piloto ruso Ivan Dimitrievich Fomin, fallecido en un accidente en el aeródromo de Caspe en 1937 durante la Guerra Civil. En el acto se ha recordado a todas las víctimas del conflicto bélico español y a los miles de brigadistas internacionales que lucharon. 

"Más de 3.000 voluntarios soviéticos llegaron a España, más de 700 eran pilotos", ha apuntado el embajador de la federación rusa en Madrid, que ha asistido al evento. También ha estado presente la alcaldesa de Caspe, Pilar Mustieles, que ha mostrado su "orgullo" por que "personas desinteresadas se acercasen desde tan lejos para ayudarnos a combatir en esos momentos tan difíciles". "Hay que tener respeto", ha incidido. 

Asimismo, ha intervenido el presidente de la Agrupación del Norte de España de la Asociación de Aviadores de la República, Aquilino Mata, quién apuntaba: "Creo que para una sociedad madura que pretende mirar al futuro una de las condiciones prioritarias es no olvidar". Por su parte el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Fernando Beltrán, declaraba: "Lucharon por unos ideales y hay que poner a cada uno en el papel que desempeñó en la historia" y añadía que "no puede ser que personas así pasen desapercibidas"

Una mala maniobra

En agosto de 1937 el bando republicano fraguaba una ofensiva sobre Zaragoza. Escuadrillas de aviadores soviéticos aterrizaban en el que fue el Aérodromo de Caspe para apoyar esa operación y uno de los pilotos, el teniente Iván Dimitrievich Fomin de 26 años, se estrelló al realizar una mala maniobra y fue enterrado en el cementerio de la localidad.

Su identidad se conoció a través de dos investigaciones: la de los historiadores de la Asociación de Aviadores de la República en los archivos rusos y la que realizó el escritor caspolino José Manuel Guiu para escribir el libro "El verano de los Halcones. Los aeródromos militares de Caspe (1936-1939)". "El hecho es contemplado por un joven caspolino entonces, por Joaquín Dolader Gracia, pero sin saber su nombre".