Sástago, tierra de íberos en el centro de los meandros del Ebro, en ‘Un lugar para quedarme’

Javier Zapater visita también el Real Monasterio de Nuestra Señora de Rueda, que forma parte de la historia de la localidad

Este miércoles (21:35 horas)Un lugar para quedarme’ visita Sástago, en la comarca de la Ribera baja del Ebro. La villa, situada en plena depresión del Ebro, y sus vecinos reciben a Javier Zapater con muchas sonrisas e historias.

De tradición sastaguina son los cuchillos que fabrica artesanalmente Román Garín, que le muestra al presentador parte de colección.  El presentador tiene la oportunidad de tentar a la suerte con Julián Heroles, vendedor de la ONCE de la localidad y con algunos de los miembros de la asociación de la tercera edad, con quienes juega al bingo.

Además, en estos días calurosos de verano, Javier Zapater agradece terminar pasado por agua. Practica aquagym con algunas de las vecinas del pueblo, gastronomía sastaguina incluida, y participa con los más pequeños en una gymkana acuática.

Debido al calor, también hace una parada para comprar agua en el supermercado de Montse Anglés, a quien acaba echando una mano y atendiendo a una de sus clientas.

Durante sus habituales paseos, Javier conoce a Antonio Clavero, motero, coleccionista y apasionado de Sástago, que se ilusiona pudiendo hacer cosas diferentes por su pueblo. Y al pasar por delante del taller mecánico no puede evitar entrar. Allí conoce la historia de Javier López, un madrileño que no cambia Sástago por nada.

Finalmente, el Monasterio de Rueda, reabierto hace dos años, también merece una visita en compañía de Pedro Callizo.

Un lugar para quedarme’, este miércoles a las 21:35 horas, en Aragón TV.