Lanaja, un paseo por el centro de los Monegros

Este miércoles Javier Zapater y el equipo de ‘Un lugar para quedarme’ recorren las calles najinas y descubren su toque anónimo de poesía

Un lugar para quedarme’ llega la noche de este miércoles hasta la localidad monegrina de Lanaja, una población en la que no se dejan perder tradiciones como el dance. Sus mayorales, Ángel y Eloy explicarán a Javier el arraigo que tiene el dance en el pueblo y lo animan a probar con los danzantes. Con la jota también se animará el presentador del programa de Aragón TV, aunque en este caso probará a tocar las castañuelas mientras Laura y Beatriz, dos jóvenes najinas, cantan al grupo de baile infantil de jota.

Una tradición, recuperada, es la vitivinícola de la mano de Fernando Mir y sus Vinos del Desierto, una manera de apostar por la vida y una forma de vida en el pueblo. Javier Zapater tendrá  que ayudar a Fernando a bazuquear. Como tierra agrícola, el equipo de ‘Un lugar para quedarme’ se desplaza hasta su cooperativa, donde Luis y Santiago le enseñan cómo medir la temperatura del maíz antes de descargarlo.

También hay granjas en el pueblo, pero nuestro presentador conoce la granja particular de Carlos y Cristina  aprende a ordeñar una cabra con la ayuda de los hijos del matrimonio. Continúan las aventuras de la mano del najino, Juan Carlos, y actividades como el circuito americano, el paintball o bubble soccer. Los dos compiten en el circuito y disfrutan de la recompensa. Otro najino es Rafael Pontaque, empresario y amante de la sierra y el entorno del pueblo. En la carnicería de su supermercado Javier atenderá a una de sus clientas y se encontrará con las mujeres de la Asociación de Amas de casa “La Estiva”, quienes han trasladado al exterior su partida de bingo y su merienda y con Pilar, que consiguió quedarse en su pueblo gracias a la biblioteca de la que es responsable.

Un lugar para quedarme’, este miércoles a las 21:35 horas, en Aragón TV.

Galería fotográfica