INVESTIGACIÓN

Recuperado un bloque de piedra con huevos fósiles de dinosaurio en Loarre

Contiene al menos 12 huevos y pertenecerían a unos hervíboros cuadrúpedos de largas colas y cuellos que podían alcanzar los 20 metros

ARAGÓN NOTICIAS /
El gran nido de huevos de dinosaurio se encontraba incrustado en un bloque de piedra de dos toneladas de peso (EFE / Universidad de Zaragoza / Carmen Nuñez Lahuerta).
icono foto El gran nido de huevos de dinosaurio se encontraba incrustado en un bloque de piedra de dos toneladas de peso (EFE / Universidad de Zaragoza / Carmen Nuñez Lahuerta).

Un equipo internacional del paleontólogos liderado por el Grupo Aragosaurus, de la Universidad de Zaragoza, ha extraído en un yacimiento en Loarre (Huesca) un gran nido de huevos de dinosaurio que se encontraba incrustado en un bloque de piedra de dos toneladas de peso. Este gran bloque y otros 10 de menor tamaño, extraídos durante la actual campaña de excavaciones, han sido depositados en un almacén provisional ubicado en la localidad altoaragonesa, a la espera de la terminación de un laboratorio-museo que se localizará en esta población y que prevé abrir sus puertas en la próxima primavera.

Según informa la Institución académica, que lidera la investigación junto a la Universidad Nova de Lisboa, la extracción de este nido, que contiene al menos 12 huevos, era el principal objetivo de la campaña de excavación desarrollada este año en el referido yacimiento. Para recuperar este fósil, protegido con celulosa y escayola desde la anterior campaña y reforzado con una estructura metálica y una cubierta de poliuretano para su protección, cinco expertos han realizado jornadas de 8 horas durante 50 días y ha sido necesaria una máquina excavadora

Podrían ser huevos de saurópodos titanosaurios

Durante este año se han extraído de la piedra dos nidos y se han descubierto una treintena de huevos de dinosaurio, que se suman los más de 60 identificados hasta la fecha. Los huevos son esféricos y tienen unos 15 centímetros de diámetro, presentan un estado de conservación óptimo y se encuentran agrupados, lo que sugiere a los investigadores la existencia de varios nidos. Un análisis preliminar apunta a que pertenecen a dinosaurios saurópodos titanosaurios, unos herbívoros cuadrúpedos de largas colas y cuellos que podían alcanzar hasta 20 metros de longitud.

La intervención, dirigida por los investigadores Miguel Moreno-Azanza, Carmen Núñez-Lahuerta y Eduardo Puertólas, ha contado con la participación de 25 paleontólogos así como de varios estudiantes de instituciones españolas, portuguesas y alemanas, de un total de siete nacionalidades distintas. La excavación está financiada por la Fundación para la Ciencia y la Tecnología de Portugal y el Ministerio de Ciencia e Innovación de España a través de diversos proyectos de investigación.