HUESCA

Llega la luz a Revilla tras más de 10 años de generadores y placas fotovoltaicas

La electrificación del pueblo oscense ha costado 700.000 euros. Para los vecinos, el avance favorecerá el futuro de la zona

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Farolillo de luz eléctrica en Revilla (Huesca).

Los vecinos de Revilla, en el Valle de Tella (Huesca) y perteneciente al municipio sobrarbense de Tella-Sin, ya no necesitarán más los generadores de combustible y las placas fotovoltaicas de los que llevan dependiendo los últimos diez años para tener luz en sus hogares. Desde este verano, el pueblo goza de electricidad. Unas obras que han traído esperanza a los ocho habitantes del municipio y cuyo coste roza los 700.000 euros.

"Hemos tenido temporadas de venir en mayo por Semana Santa e irnos en septiembre. Ahora con la luz, es probable que ya vengamos y nos quedemos", comenta Juana, vecina de Revilla. Trasladar la luz hasta la puerta de su casa, como a la del resto de habitantes, no ha sido una tarea fácil. "Hemos tenido que traerla soterrada durante cinco kilómetros por la carretera", explica José Antonio, otro los beneficiarios. Desde Arinzué, la electricidad viaja ahora hasta cada uno de los hogares de Revilla bajo tierra "para protegerla de los buitres". 

Los vecinos coinciden en que la llegada de la luz favorecerá el futuro de la zona, que llevaba "abandonada" más de una década. Del total que han supuesto las obras de electrificación, casi la mitad ha sido afrontada por la diputación Provincial de Huesca (DPH) para "intentar que determinados servicios básicos estén en los pueblos", ha apuntado el presidente de la DPH, Miguel Gracia. A su juicio, esta es "una manera de afianzar la poca gente que queda e incluso de promover que vuelva gente". También el Ayuntamiento de Tella Sin y el Gobierno de Aragón han colaborado a través del plan de inversiones del centenario de Ordesa y Monte Perdido.