Una ruta por las iglesias del Serrablo en lengua aragonesa

El programa 'Charrín, charrán' recorre este conjunto de pequeñas iglesias del románico lombardo

ARAGÓN CULTURA /
icono foto Ana Pelegay y Silvia Cebolla en la iglesia de Larrede

Las iglesias de la ruta del Serrablo tienen como principal encanto su bellísima localización en pequeños pueblos del entorno del valle de Tena. Sus características arquitectónicas las hacen únicas e interesantísimas, con las peculiaridades artísticas propias del románico lombardo.

La Ruta de las iglesias del Serrablo está formada por un conjunto de pequeñas iglesias románicas que poseen las peculiaridades artísticas propias del románico lombardo: pequeño tamaño, una sola nave con ábside, la sencillez decorativa del exterior y esbeltas torres-campanario.

Su principal encanto radica en el maravilloso emplazamiento de cada una de ellas, ubicadas en pequeños pueblos pirenaicos del entorno del río Gállego. Las iglesias son: San Martín de Arto, San Juan de Busa, San Bartolomé de Gavín, Santa María de Isún de Basa, Iglesia de Javierrelatre, San Pedro de Lárrede, San Pedro de Lasieso, San Miguel de Latre, San Martín de Oliván, San Martín de Ordovés, San Miguel de Orna, Santa Eulalia de Orós Bajo, San Juan de Orús, San Andrés de Satué y Santa Eulalia de Susín.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR