El Palacio Larrinaga, un edificio levantado por amor

El empresario Miguel Larrinaga, profundamente enamorado de Asunción Clavero, encargó la construcción de una vivienda en el barrio de Montemolín en la que nunca llegó a residir

ARAGÓN CULTURA /
icono foto La construcción fue dirigida por el arquitecto Félix Navarro

La historia de amor entre Miguel Larrinaga y Asunción Clavero está detrás de la construcción de un palacio en Zaragoza, en el barrio de Montemolín. El programa 'Vuelta Atrás' de Aragón TV recuerda esta historia de la mano de expertos 

Miguel Larrinaga, un joven perteneciente a una familia de navieros vascos con empresas en Liverpool, acudió a estudiar Derecho a Zaragoza y se enamoró perdidamente de Asunción Clavero, una muchacha de Albalate del Arzobispo. Se casaron en Liverpool y allí continuaron con su vida. El empresario construyó una casa a las afueras de Montemolín para compartir hogar con su amada al llegar su jubilación. Pero el palacio jamás es habitado. Asunción Clavero murió una vez terminada la Guerra Civil, y su esposo decidió no volver a España.  

La construcción fue dirigida por el arquitecto Félix Navarro, autor de otros edificios emblemáticos en la ciudad de Zaragoza como el Mercado Central, el Teatro Pignatelli y la Escuela de Artes y Oficios. 

El Palacio Larrinaga iba a estar rodeado, en un principio, por un embalse, un puente y barcas que llegarán hasta la puerta principal. Aunque finalmente no dispuso de estos elementos, la construcción se define por su estilo ecléctico y dota a Zaragoza de una dimensión de ciudad marina, como apunta el escritor Antón Castro.