Capítulo 14. Aurembiaix de Urgell, Violante de Hungría y el rey más bello y poderoso de la cristiandad

'Reinas, damas y señoras'. Mujeres en la historia de Aragón

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

Huérfano de padre y madre a los cinco años, criado por los templarios en Monzón, “el más bello hombre del mundo” según Bernart Desclot, Jaime I, el Conquistador, fue un que puso su espada y su capacidad de estratega al servicio armado de la cristiandad, en su lucha contra el Islam y amplio considerablemente los terrenos de la corona de Aragón por lo que fue conocido como Jaime el Conquistador. Pero el mismo calificativo o apodo puede ser utilizado en su vida personal por las numerosas mujeres con las que tuvo relaciones

Jaime I contrajo matrimonio a los 13 años con Leonor de Castilla, que le doblaba la edad. Cuando el rey apenas había cumplido la veintena, fuertes discordias entre ambos esposos hicieron que Jaime I iniciara el proceso de separación que consiguió alegando parentesco lejano en 1229. La causa, que ambos eran biznietos de Alfonso VII de Castilla. La unión dejaba un hijo legitimado, un heredero, el infante Alfonso para que le sucediese al frente de la Corona de Aragón. Leonor acabó su vida retirada en el monasterio burgalés de las Huelgas donde falleció (según unos en 1244, según otros en 1251) y allí fue enterrada. 

A los 21 años, el rey más bello y poderoso de la cristiandad, estaba soltero y las damas suspiraban por él y en este momento entra en la historia Aurembiaix de Urgel.  

Poco antes de la disolución por el Papado de su matrimonio con Leonor de Castilla, Jaime I había firmado un curioso documento con Aurembiaix, hija del conde de Urgell y señor de Lérida, con la que existía desde la infancia un acuerdo de matrimonio que nunca llegó a materializarse. En 1228 Aurembiaix, muertos ya sus progenitores y viuda, obtuvo de Jaime I el apoyo en sus reivindicaciones sobre el condado de Urgell. 

 Aurembiax que fue hija del último Armengol conde de Urgel, vino a la corte [de Jaime] por el mes de julio de este año de 1228 a pedir al rey le mandase favorecer y amparar para proseguir su justicia. Conocida la razón que la condesa tenía, tomó el rey este hecho en sus manos …El rey prometió de valer a la condesa y favorecerla…

Jaime y Aurembiaix firmaron un pacto: ella cedía al Rey todos sus derechos en Lérida y en Urgell,  siempre y cuando él le prestara su ayuda y recibía de él el condado en feudo. Se acordaba, asimismo, la ocupación militar del condado por parte del aragonés. 

Para forzar aún más la ayuda de Jaime, la condesa de Urgell firmó con Jaime un contrato, que algunos han considerado de concubinato en la población de Agramunt el 28 de octubre de 1228, cuando el rey ya se había separado de Leonor de Castilla. Tradicionalmente se ha considerado que Aurembiaix y Jaime se convirtieron en amantes. Hoy en día no está tan claro ya que hay nuevas visiones sobre el tema. En el documento que ambos firmaron se fijaron los territorios que se darían en feudo a un posible hijo en común que serían los de Urgell, Cerdaña y otros más, lo que derivó en que tradicionalmente haya sido considerado un acuerdo de concubinato. Otros historiadores creen que, en realidad, se trató de un precontrato matrimonial

Ella se casaba de nuevo en 1229 con el infante Pedro de Portugal y a su esposo le transmitió sus derechos sobre Urgell. Jaime por su parte emprendía la conquista de Mallorca, conseguía ese mismo año su anulación matrimonial de Leonor y, poco después, emprendía negociaciones para su boda con Violante de Hungría.  

Violante, la nueva reina de Aragón era hija del rey de Hungría y nieta del emperador del Imperio Latino de Constantinopla. Había nacido hacia 1215 en la húngara población de Estrigonia.  Su nombre en los documentos aparece escrito con distintas variantes como Jolench, Hyolens, Jolans, Hioles, Jolanta, o Ioles, asimilada luego a Violante, que es como ha pasado a la historia etc. Son las actuales Yolandas.

Se afirma de ella que su pelo era rubio y, según algún cronista algo posterior como Bernard Desclot, “molt bella dona".  Para Jaime I esta boda era un motivo de prestigio, ya que, como cuenta en su Crónica, prefirió casarse con la hija de un rey y nieta de un emperador de Bizancio que con otra candidata

"Nos estamos sin mujer, y por medio del papa se nos ha propuesto que nos casáramos con la hija del rey de Hungría o con la del duque de Austria; mas ya que nuestra primera esposa fue hija de uno de los mayores reyes del mundo, preferiremos a la hija del rey de Hungría, por más que se nos ofrezca que la otra nos llevará en dote mayor caudal; pues si cuando valíamos menos merecimos casarnos con la hija del rey de Castilla don Alfonso [VIII] justo es que sea también hija de rey la esposa que tomemos ahora, cuando valemos más.

 Luego que hayamos celebrado nuestro matrimonio, nos iremos a Burriana …y cuando nos hayamos apoderado de la  villa, haremos que venga la reina nuestra mujer, para que crean las gentes que tenemos intención de permanecer allí largo tiempo. (L.H. 107)

Violante tenía cerca de veinte años cuando llegó en septiembre a Barcelona. El viaje desde Hungría fue muy largo, 2.000 kilómetros que recorrió a lo largo de dos meses acompañada de un gran séquito encabezado por un grande de Hungría, el conde Dionis, y una comitiva numerosa de tropas  de  escolta,  criadas,  cocineras,  cazadores,  tesoreros  y  orfebres,  palafreneros. Como personas más cercanas a la princesa vinieron su amiga Doña Jordana, su nodriza, su capellán, un monje cisterciense, su médico y dos pajes. 

Estuvieron casados a lo largo de 12 años, hasta la muerte de ella con tan solo 36 años ¿serían felices? ¿se querrían o al menos se respetarían entre ellos? No lo sabemos, pero si es cierto que juntos y en tan solo 12 años, tuvieron 9 hijos, pero a pesar de su numerosa descendencia con Violante, Jaime apenas cita nada de ella, salvo el tema de su dote y la familia de la procedía su esposa, en la autobiografía. 

Violante participó del gobierno ejerciendo de asesora de su marido. Se dice que tuvo un carácter fuerte y que su objetivo principal fue hacer reyes a los dos primeros hijos varones,   Pedro y Jaime. Al parecer, no cejó en ejercer una auténtica presión para mermar lo que era la herencia que debía recibir Alfonso, el único vástago de Jaime, y Leonor

A partir de 1250, con la salud seriamente debilitada, la reina se retiró al monasterio de Santa María de Salas, en Huesca. La prolífica reina Violante de Hungría murió en Huesca, el 12 de octubre de 1251. 

Su última voluntad indicaba que todas sus joyas y piedras preciosas fueran distribuidas entre 4 de sus hijas, Constanza, Sancha, María e Isabel.  Su hija Violante no entró en el reparto al haber recibido su dote en su matrimonio con el futuro Alfonso X de Castilla. 

A su marido Violante le pidió que, en su recuerdo, vistiese a mil pobres y distribuyese alimentos entre otros treinta mil. Sus vestidos debían ser repartidos entre diversos monasterios. El historiador húngaro, psicólogo e hispanista Ferenc Olivér Brachfeld escribió a mediados del siglo XX una biografía de su compatriota y describía poéticamente la llegada del cadáver a su lugar de reposo. 

 ”Una noche negra y lluviosa de aquel mes de octubre… una comitiva fúnebre se para ante las puertas del monasterio de Vallbona. La abadesa, doña  Eldiardis de Anglesola, descendiente de la familia de los fundadores, baja a recibir a los recién llegados. Queda parada al reconocer en medio del séquito al rey Jaime, al Justicia Mayor de Aragón y a unos cuantos altos dignatarios del reino alrededor del féretro. Al día siguiente tiene lugar la ceremonia fúnebre. Al cabo de veinticuatro años, en 1275, a la muerte de su hija Sancha, el féretro de la reina fue trasladado a su destino definitivo, según consta en los archivos del monasterio. Allí reposan, en el presbiterio de la iglesia, la madre y la hija”. 

El sarcófago de Violante es plano, sin relieves, ni dibujos, salvo el escudo cuatribarrado de la Casa Real aragonesa En la fachada exterior del templo monástico hay una placa en húngaro y en castellano puesta a mediados del siglo XX que dice: 

"Aquí descansa Yolanda, princesa real húngara de la casa Árpád, esposa de Jaime I rey de Valencia, una hermosa flor de Pannonia, que a España obsequió con su linaje de eminentes soberanos y gloriosos santos"

Audios

Aurembiaix de Urgell, Violante de Hungría y el rey más bello y poderoso de la cristiandad
Descargar

Guardado en...

Audios

Aurembiaix de Urgell, Violante de Hungría y el rey más bello y poderoso de la cristiandad
Descargar