Publicidad
GUERRA UCRANIA

Kiev se prepara después de que Zelenski no aceptara el "ultimátum" ruso para frenar la invasión

Rusia pone como condición para parar la ofensiva que Kiev reconozca a Crimea como territorio ruso y la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Residentes de Irpin, cerca de Kiev, intentan cruzar un puente destruido durante los ataques. (FE/EPA/ROMAN PILIPEY)

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, respondió al Kremlin que no acepta su "ultimátum" para frenar la invasión y pidió a su homólogo ruso, Vladímir Putin, que salga de su "burbuja" y permita el "diálogo". Así se expresó el mandatario ucraniano al ser preguntado en una entrevista adelantada en extractos con la cadena estadounidense ABC sobre el anuncio del Kremlin, que ha propuesto frenar su ofensiva si Kiev renuncia a entrar a la OTAN, reconoce a Crimea como territorio ruso y reconoce la independencia del Donbas.

"Este es otro ultimátum y no estamos preparados para ultimátums", ha afirmado el presidente ucraniano, que ha añadido: "Lo que Putin debe hacer es empezar el diálogo en lugar de vivir en una burbuja informativa sin oxígeno".

Cuestionado sobre la negativa a imponer una zona de exclusión aérea en Ucrania por parte de la OTAN y de Washington, Zelenski ha insistido en que es necesario tumbar los misiles rusos para "preservar  vidas" de civiles, ya que, remarcó, hay bombardeos contra universidades y hospitales.

Pequeños avances para abrir corredores humanitarios

El Gobierno ucraniano ha admitido "pequeños avances" en las negociaciones con Rusia para abrir corredores humanitarios, después de que los últimos tres intentos de evacuar a la población civil hayan acabado en fracaso por la persistencia de los bombardeos rusos.

Las delegaciones de Ucrania y Rusia celebraron una tercera ronda de negociaciones en Bielorrusia, cerca de la frontera con Polonia, sobre aspectos políticos, militares y humanitarios, incluidos los fallidos intentos de sacar a civiles de localidades asediadas como Kiev, Mariúpol o Járkov. Moscú espera que los corredores humanitarios comiencen a funcionar este martes.

Por otro lado, Kiev no descarta que su ministro de Exteriores, Dmitro Kuleba, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, se reúnan esta semana en Antalya, Turquía. Desde el inicio de la guerra, este país se ha mantenido en una posición neutral, por una parte condenando la invasión como "ilegal e injusta" y respaldando "la integridad territorial de Ucrania", incluyendo Crimea, y por otra, ha mantenido una relación normal con Rusia, sin adherirse a las sanciones de la UE.

Aumentan las víctimas civiles

Durante toda la duodécima jornada de guerra, se han recrudecido los ataques. En las zonas asediadas la población civil se ha convertido en objetivo de los misiles y artillería rusos, que desde que comenzó la invasión han dejado ya a más de 900 localidades ucranianas sin agua, electricidad y calefacción en pleno invierno, de acuerdo con las autoridades del país.

"Bárbaros del siglo XXI. La Federación Rusa ha destruido o dañado 202 escuelas, 34 hospitales, más de 1.500 edificios residenciales. y más de 900 de nuestras localidades carecen totalmente de electricidad, agua y calefacción", escribió hoy en su cuenta de Twitter Mykhailo Podolyak, asesor de la Oficina del Presidente de Ucrania.

Las autoridades ucranianas informaron también de que trece personas murieron a causa de un bombardeo ruso sobre una antigua panadería cerca en la región de Kiev, y que al menos cinco civiles y cuatro militares fallecieron el domingo en un aeropuerto en el oeste de Ucrania en el que impactaron ocho misiles rusos.

Ucrania rechaza los corredores humanitarios que propone Rusia

Ucrania ha denunciado que Rusia "ha saboteado" de nuevo la apertura de corredores humanitarios para la evacuación de la población civil de las regiones de Kiev, Járkov, Donetsk y Jersón, que el mismo país había anunciado, al continuar bombardeando con cohetes y misiles esos lugares en violación de los acuerdos alcanzados.

El Gobierno de Zelenski ya había rechazado como "inaceptable" la ruta que había establecido el Kremlin para esos corredores, ya que conduce a los evacuados a ciudades rusas.

"En dos ocasiones los rusos bloquearon la apertura de los corredores humanitarios bombardeando la ruta de los convoyes", escribió en su cuenta de Telegram la viceprimera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados, Iryna Vereshchuk. "Ahora los rusos dicen que pueden abrir los corredores, pero quieren que los civiles se vayan al territorio ruso, lo cual es absurdo, cínico e inaceptable", añadió.

Un anuncio que llegaba después de que se incumplieran los alto el fuego anunciados el pasado sábado, y también el domingo, cuando la ciudad portuaria de Mariúpol, a orillas del mar interior de Azov, vio como fracasaba por segunda vez el intento de evacuación de su población civil.

Guardado en...

guerra en Ucrania