SANIDAD

El Miguel Servet estrena un acelerador de electrones, el sexto en Aragón

El nuevo aparato, más rápido y preciso, proviene de la donación de 2,7 millones de euros de la Fundación Amancio Ortega

ARAGÓN NOTICIAS /
icono foto Un momento de la presentación este miércoles de la nueva máquina.

Aragón ya cuenta con seis aparatos de radioterapia para tratar el cáncer tras la reciente instalación en el hospital Miguel Servet de Zaragoza de un nuevo acelerador de electrones, el tercero de este centro, gracias a la donación de 2,7 millones realizada por la Fundación Amancio Ortega.  

El nuevo aparato, en funcionamiento desde el pasado 29 de septiembre, es más rápido y preciso que los anteriores y permitirá reducir las listas de espera, actualmente en una media de 10 a 15 días, así como las incomodidades a los pacientes, que en ocasiones debían acudir a horas intempestivas por el uso intensivo de los aceleradores anteriores. 

"Andábamos justos en Aragón a nivel de número de aceleradores por población. Eso suponía tener que trabajar todos los días muchas horas, de siete de la mañana hasta la medianoche, lo que originaba averías y aumentaba la lista de espera, con las consiguientes incomodidades para los pacientes que tenían que venir", ha explicado el jefe de servicio de la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, Martín Tejedor. 

El nuevo acelerador permitirá atender a entre 550 y 700 enfermos de cáncer al año, 40 al día, y facilitará el tratamiento de aquellos casos que requieran mayor precisión sobre la zona afectada por un tumor. "Los aparatos con los que ya contábamos sirven para atender a los pacientes que tienen los órganos de riesgo a varios milímetros o incluso centímetros del volumen tumoral, pero este nuevo acelerador permitirá tratar mejor los casos en los que el volumen tumoral sobre el que queremos administrar la radioterapia se encuentra a milímetros o décimas de milímetros de órganos de riesgo, los críticos, tejidos sanos que hay que preservar de esas dosis", según ha explicado el jefe de Física y Protección Radiológica del Servet, José Antonio Font. 

Una atención a los pacientes oncológicos que Aragón tiene previsto ampliar con la próxima adquisición, mediante fondos europeos, de otros cuatro aceleradores, de los que uno se instalará en Huesca, otro en Teruel y los otros dos servirán para renovar los dos más antiguos ubicados en el Miguel Servet, que, junto al nuevo y los otros tres que funcionan en el hospital Clínico, sumarán ocho aparatos, lo que acercará a la Comunidad a la ratio recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de un acelerador para radioterapia por cada 120.000 habitantes.