Balonmano y seguridad en días de confinamiento

El jugador del Bada Huesca, Marco Mira, y el exjugador Alberto Val cuentan su experiencia como policías locales

Aragón Deporte /
icono foto Marco Mira y Alberto Val ejercen ahora como policías.

Marco Mira y Alberto Val comparten dos profesiones que se hacen relevantes en estos días en los que convivimos con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Uno, todavía en activo en su faceta deportiva, y otro que abandonó el balonmano de forma definitiva hace apenas unos meses.

Para Marco mina “la labor policial poco tiene que ver con la de deportista”. Lo hace en Monzón y cuenta que durante estos días la “función principal es velar por la seguridad y por que la gente cumpla las restricciones de movilidad que hay”. Además, quiere agradecer “el comportamiento de los ciudadanos, en especial a las familias con niños pequeños y a los más mayores”.

En su caso, Alberto Val decidió a finales de febrero dejar la pista de balonmano y pasar e integrar el cuerpo de la Policía Local de Binéfar. Su último partido como profesional fue ante el Barcelona y desde entonces su dedicación es la seguridad. Cuenta que “ha sido un cambio muy grande, pero de momento muy contento”. Con el estado de alarma dice que hay que adaptarse día a día y formándose constantemente para saber los cambios en las leyes.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR