El arte en piedra de José Antonio Barrios

El escultor aragonés abre las puertas de su taller para mostrar su trabajo artístico de tres décadas

ARAGÓN CULTURA /
icono foto El artista comenzó a trabajar y a "querer" la madera en la Escuela de Artes de Zaragoza

En su taller guarda una buena muestra de sus obras y también de recuerdos, como la imagen de una paloma de la paz que realizó para los Reyes y que estos tienen en su jardín. Hace casi 30 años, dejó su trabajo en la factoría de Opel para dedicarse de forma exclusiva a su gran pasión, la escultura. Esta le ha llevado a países como Bélgica, Francia o Alemania.

José Antonio Barrios comenzó muy joven en la Escuela de Artes de Zaragoza. Allí aprendió a trabajar la madera. A quererla: "Con esto, se nace con el tema. Desde que naces, juegas con el barro. Realmente, esto lo llevas dentro. Es mi vida, es mi vida", explica.

Su taller es su refugio y pese al ruido es su lugar de paz. En sus esculturas intenta librarse de sus historias, volcar sus sentimientos y encontrar la armonía. Aunque recuerda momentos en los que no ha sido capaz.

Barrios asegura que sueña sus proyectos y que es, estando dormido, cuando más claros los ve. Como apasionado de la música, su gran deseo es exponer sus obras en el Auditorio de Zaragoza

El artista asegura que abandonará el cincel solo cuando sus manos no den más de sí.


 

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR