Artesanos del tambor y el bombo

Comienza el trabajo de los encargados de que el sonido de la Semana Santa vibre en todos los rincones aragoneses

ARAGÓN CULTURA /

Paciencia, cariño, buen hacer y mucho trabajo son los ingredientes necesarios para que los tambores aragoneses emocionen a todo aquel que escucha. Detrás están ellos, los que pulen en silencio el sonido del tambor y el bombo.

Desde el Bajo Aragón hasta el Somontano, pasando por la Sierra de Albarracín o Zaragoza, los artesanos siempre están ahí en sus pequeños talleres, entre aros, tornilos, bordones y parches, curtiendo las pieles con esmero, para que el sonido de la Semana Santa vibre en todos los rincones aragoneses.

Vídeos

Guardado en...

Vídeos

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR