‘Tempero’ se despide de las grullas de Gallocanta

Un año más, Gallocanta despide a sus grullas; un acontecimiento que reúne a vecinos y apasionados de la ornitología y constituye todo un símbolo de la riqueza natural que albergan los espacios naturales de Aragón. Un territorio puramente agrícola y ganadero que ha sabido aprovechar al máximo los recursos de su medio rural.

Este fin de semana, Tempero (sábado y domingo a las 15:20 horas) viaja hasta la comarca del Campo de Daroca para instalar su plató en el entorno de la laguna de Gallocanta. Uno de los cuatro humedales aragoneses de Importancia Internacional incluidos en el convenio RAMSAR. En este entorno privilegiado, Álvaro Estallo dirigirá un programa en el que dirá adiós, un año más, a las grullas y hablará sobre la agricultura que se desarrolla en el entorno de este espacio natural.

El sábado, contaremos con las intervenciones del vicepresidente de la Asociación de Amigos de Gallocanta, Uge Fuertes y con José Antonio Miguel, agricultor de la zona. El domingo estará en el plató de Tempero la responsable del Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta, Carmina Franco y Javier Mañas, Grullero Mayor del año.

El equipo también se desplazará, este fin de semana, a cuatro puntos de la Comunidad para acercar los temas de actualidad del sector. El sábado, de la mano de Christian Sancho profundizará en las consecuencias del Brexit sobre el sector agroalimentario; y Cristina Marco acercará un proyecto de Erasmus Rural que tiene como objetivo ampliar las posibilidades laborales de algunos colectivos sociales.

El domingo viajará hasta los Tremedales de Orihuela para celebrar el Día Mundial de los Humedales que tuvo lugar hace unas semanas; y hablará sobre la situación que vive el sector de la hostelería rural de la mano de Eduardo Martín.

Por último, Arantxa Urzay, acercará la actualidad de las redes sociales con temas como la nueva ruta que proponen desde el Parque Cultural del Chopo Cabecero.

Tempero, sábado y domingo a las 15:20 horas, en Aragón TV.

Galería fotográfica