Susana Luquin y Javier Zapater retransmitirán las Campanadas de Fin de año desde la plaza del Pilar

La presentadora de ‘Encontrados’ y el presentador de ‘Un lugar para quedarme’ compartirán con los aragoneses el primer brindis del año, con una sorpresa musical que se desvelará minutos antes de la medianoche

La plaza del Pilar de Zaragoza, como la Puerta del Sol, también estará vacía este año pero no faltarán a su cita las cámaras de Aragón TV para despedir el año y dar la bienvenida a 2021 con las doce campanadas del reloj del Ayuntamiento. Susana Luquin y Javier Zapater formarán la pareja encargada este año de retransmitir ese momento tan especial y brindar por el año nuevo.

La presentadora de ‘Encontrados’ es una veterana ya en estas lides ya que para ella serán las quintas campanadas de fin de año. “Aunque no puedo evitar los nervios por la responsabilidad de que todo salga bien”, apunta Susana Luquin.

Para Zapater, presentador de ‘Un lugar para quedarme’ esta será su primera vez. Ambos afrontan el reto “con ilusión y con muchas ganas de decirle adiós de una vez y mandar a escaparrar a este 2020 tan aciago que todos hemos sufrido”.

La televisión aragonesa prepara una sorpresa “musical, emotiva y muy especial” que se desvelará minutos antes de la medianoche. Será “como un abrazo colectivo a todos cuantos no podrán acompañarnos este año, a los que han sufrido o sufren los efectos del coronavirus, a quienes lo combaten y a Aragón entero en el que pondremos toda la energía para que 2021 sea un año mucho mejor que el año que nos deja”, apunta Luquin.

A pesar de las dificultades, este ha sido un buen año para Javier Zapater, que ha visto como ‘Un lugar para quedarme’ llegaba este mismo mes al programa número 100 y lo hacía consolidado como uno de los más vistos de la cadena. Para Zapater “es un sueño tener la oportunidad de entrar en los hogares en un momento tan especial en el que todos intentaremos dejar atrás todo lo malo del último año”. Aunque no han desvelado los detalles de la indumentaria que vestirán esa noche, Susana ha dejado entrever que será “un traje de fiesta-fiesta” y Javier, que “recurrirá a la lana fina” para soportar las frías temperaturas del balcón desde el que brindarán por el nuevo año.