‘La voz de mi calle’ recorre la calle Portal de Molina de Albarracín

El programa que da la palabra a las calles pone voz este martes a una de las vías más fotografiadas de Aragón

Con sus casi cien metros, los que van de la plaza Mayor a una de las antiguas entradas a la ciudad medieval, siguiendo un trazado estrecho y algo empinado, la calle Portal de Molina de Albarracín (Teruel) desborda historias con encanto.

El recorrido que propone este martes (22:00 horas) ‘La voz de mi calle’ comienza en la Casa de la Julianeta, tal vez el edificio más emblemático de la arquitectura popular de Albarracín. Ana tiene el privilegio de vivir en una de sus estancias. Esta joven zaragozana llegó hace más de una década al municipio y enseguida se quedó enamorada del lugar. Por otro lado, para Cristina la calle Portal de Molina está repleta de recuerdos inolvidables. Además de seguir conservando la casa familiar, ella guarda con cariño momentos muy especiales, como cuando los mozos rondaban de balcón en balcón, o la tradicional procesión de la Virgen del Carmen.

Cada calle tiene su propio aroma, en este caso proviene de los dulces elaborados por Pablo en su panadería. Él representa la cuarta generación de una empresa familiar instalada en el lugar donde vivió una infancia maravillosa. Otro establecimiento que levanta el apetito es la pizzería de Natalia. Esta joven decidió emprender aquí, en el municipio donde nació, justo en la casa de su abuela, donde además de trabajar también continúa viviendo todo el año. Quien no falta ningún verano es Miguel Ángel. A sus 84 años todavía recuerda con emoción la casa de la calle donde nacieron tanto su madre como su abuela, y donde él vivió buena parte de su vida. Miguel Ángel hace una confesión. Y es que creyó que a su mujer, que era de Zaragoza, no le gustaría venirse a vivir a un lugar donde el frío es especialmente riguroso. Sin embargo, muy pronto ella descubrió el calor y el cariño que desprenden tanto la calle Portal de Molina como el resto de un municipio que es, desde 1961, Monumento Nacional.

Precisamente el ‘sillón amarillo’ recogerá el testimonio no solo de los vecinos sino también de un buen número de turistas, que representan uno de los motores económicos de Albarracín.

La calle Portal de Molina habla con la voz de Antonio Jiménez, una de las personas que mejor conocen el municipio al estar al frente de la Fundación Santa María de Albarracín.

‘La voz de mi calle’, este martes a las 22:00, en Aragón TV.

Galería fotográfica