‘La voz de mi calle’ recorre la calle Mayor de Jaca

Con un nombre que se conserva desde el siglo XII, esta calle se convierte en uno de los centros de atracción de todo el municipio durante la festividad del Primer Viernes de Mayo

Con sus 421 metros, la calle Mayor es el eje central del Casco Antiguo de Jaca, al que divide en dos. ‘La voz de mi calle’ recorre este martes (21:35 horas) esta arteria que articula una ciudad que, por su posición estratégica, ha sido tradicionalmente lugar de paso. A finales del siglo XIX, con la llegada del ferrocarril a la ciudad, la calle vivió un momento de esplendor. Se construyeron viviendas de gran belleza y se abrieron comercios de todo tipo.

Uno de ellos es la librería de la familia Sánchez-Cruzat. Quique pertenece a la tercera generación de esta familia, que ha vivido siempre rodeada de libros y periódicos. Quique tiene muy presente su infancia en la calle Mayor al lado de sus nueve hermanos. Otro de los establecimientos que continúa abriendo sus puertas desde aquellos tiempos es la tienda de fotografía de la familia Peñarroya. Carlos ha cedido el testigo a la cuarta generación, pero todavía continúa ilustrando la vida de la calle con sus recuerdos. Un negocio que inició su abuelo Francisco de las Heras, pionero del periodismo gráfico en Aragón.

Uno de los vecinos de la calle Mayor, Alfonso, tiene el privilegio de vivir enfrente del ayuntamiento. Además de vecino de la calle, Alfonso es la persona que más ha representado la figura del Conde Aznar durante la festividad del Primer Viernes de Mayo, uno de cuyos actos más populares tiene lugar frente al ayuntamiento. No lejos de allí, en Casa Pueyo, vive uno de los matrimonios más queridos de la calle, Txema y Pili, protagonistas de una gran historia de amor.

Para desvelar algunos de los detalles menos conocidos y sorprendentes, el programa se dejará guiar por Valentín, al que podemos considerar el cronista mayor de la calle.

‘La voz de mi calle’, este martes a partir de las 21:35 horas, en Aragón TV, con la voz de Enrique Gracia.