Escatrón da la bienvenida a ‘Un lugar para quedarme’

El programa conocerá en esta localidad zaragozana el pino del paje, el mirador del Tozal y un episodio sobre Santa Águeda, patrona del pueblo

‘Un lugar para quedarme’ se desplaza este miércoles hasta la localidad de la Ribera Baja del Ebro de Escatrón (21:35 horas). Este municipio, repleto de huertas, estuvo muy abierto a la influencia mediterránea. El mirador del Tozal es un buen punto para admirar esas vistas, además de ser un punto de reunión y de ocio donde Javier comparte una barbacoa con un grupo de jóvenes escatroneros.

Los olivos forman parte del entorno natural del pueblo y algunos vecinos están organizando una ruta oleoturística que pasará por conocer el pino del paje, un ejemplar centenario muy conocido por su casa del árbol. Olivero por afición es también Antonio “El chacho”, un vecino feliz de disfrutar de su casa en la tierra que le vio nacer.

Felices y divertidas son también las partidas de guiñote, sobre todo, por los compañeros de partida con los que se encuentra el presentador Javier Zapater.

El programa conocerá también a Bautista, un vecino escatronero buen conocedor e investigador de la historia local. Él mismo, sin quererlo, ya forma parte de esa historia al estar relacionado con un episodio sobre Santa Águeda, patrona de Escatrón.

Durante una clase en el frontón de educación física, Javier tiene la oportunidad de conocer a Ana, una de las maestras, a la que la vida le hizo cambiar un mal recuerdo por otros estupendos; y a Mario, un interino que ha tenido la oportunidad de descubrir la escuela rural.

En su recorrido por Escatrón, Javier se une a tres generaciones de la misma familia en el cuidado de las ovejas, además de visitar el taller de indumentaria aragonesa que se organiza como parte de la educación de adultos.

El programa conoce también el tradicional Baile de la cinta y a la Orquesta Laudística de Escatrón.

Un lugar para quedarme’, este miércoles a las 21:35 horas, en Aragón TV.

Galería fotográfica