El equipo de ‘El último show’ atraviesa el ecuador del rodaje con “vértigo y emoción”

El creador de la serie, Álex Rodrigo, considera que está siendo “bonito deconstruir a Marianico el Corto e introducir a Miguel Ángel Tirado en el tono que requiere la serie”

El rodaje de la serie 'El último show' atraviesa su ecuador

El rodaje de 'El último show', la primera serie de ficción producida por Aragón TV, llega a su ecuador. El equipo técnico y artístico, integrado por un centenar de personas, ha afrontado este jueves el reto de recrear una sala de exposiciones en los antiguos depósitos del parque Pignatelli de Zaragoza. Esta secuencia estará integrada en el capítulo cinco, de los ocho con que contará esta producción cuyo estreno está previsto para el primer trimestre de 2020.

El creador de la serie, Álex Rodrigo, que comparte la labor de director con Carlos Val, asegura que este proyecto está cumpliendo el objetivo marcado de “mimar la calidad humana de los personajes” para hacer atractiva la historia. El argumento de la serie “pivota en un tema tan universal como la crisis de identidad y el choque entre lo que los personajes quieren ser frente a la imagen que los demás tienen de ellos”.

Este joven director, que ha brillado al frente de un buen número de capítulos de series como ‘La casa de papel’, ‘El embarcadero’ o ‘Vis a vis’, reconoce haber pasado en estas semanas de rodaje del “vértigo a la emoción” por llevar a delante un proyecto con el ‘dream team’ del sector audiovisual aragonés “desperdigado dentro y fuera de esta comunidad; un gran equipo técnico y artístico que hasta ahora nunca había trabajado junto”.

Eso ha propiciado una valiosa “sensación de aprendizaje y descubrimiento” ya que “esa mezcla de experiencias, tonos y formas de atacar la interpretación está fluyendo de una forma muy enriquecedora para todos”, asegura.

Pasado el ecuador, el rodaje se ha convertido en un “buque que lleva ya ritmo de crucero” en el que Álex Rodrigo reconoce sentirse “emocionado” y que le está permitiendo desarrollar las distintas secuencias de la serie en “espacios que forman parte de mi vida”.

La trama central tiene como protagonista a Miguel Ángel (Miguel Ángel Tirado), un cómico que, en un juego de espejos que mezcla realidad y ficción, desea dejar atrás el personaje de Marianico el Corto que le dio fama nacional en los años 90. Ahora, al llega a los 70 años decide sacar lo que siempre ha llevado dentro y mostrar al público su perfil más dramático realizando una película surrealista como su admirado Buñuel.

Como explica Álex Rodrigo, “está siendo muy bonito deconstruir los elementos de comedia que él lleva encima tras años de dar vida a Marianico el Corto y meterle en el tono que requiere la serie; le estamos convirtiendo en el Luis Tosar aragonés”.

Claudia (Laura Labrador), la nieta de Miguel Ángel, es una chica que siempre ha sido más adulta que los propios adultos y que al entrar en la adolescencia empieza a experimentar la preocupación por lo que otros hablan de ella y la inseguridad ante sus propias acciones. Abuelo y nieta pese a su diferencia de edad atraviesan un momento vital muy parecido.

En el otro extremo están otros personajes como Chusé (José Luis Esteban), el manager de Miguel Ángel que sigue anclado en la estética de las galas de los años 90 y lucha para que el show siga adelante y su representado vuelva a la tele nacional con sus chistes de siempre.

En esta jornada de rodaje han coincidido en el camerino, caras conocidas de la interpretación. Armando del Río reconoce que haberse sentido atrapado por este proyecto por "por ser la primera serie que se hacía en Aragón; por el director, que ha trabajado en series muy importantes de España y, por el guion, que me pareció que tenía un punto de humor y de ternura muy interesante".

Luis Gavasa, Pilar en la serie, se muestra agradecida porque su personaje es “un bombón con todo un abanico de colores”, y el resultado global “va a ser muy grato y muy sorprendente para todos los espectadores". Considera “un regalo” rodar con Álex Rodrigo, “joven y lleno de talento que ama a los actores y ha hecho que todos nos enamoremos de él”.

La jornada de rodaje se ha desarrollado en los antiguos depósitos de Pignatelli, construidos por el arquitecto municipal Ricardo Magdalena y uno de los ejemplos de patrimonio industrial e histórico de la ciudad. En la secuencia desempeña un papel importante Laura Gómez Lacueva, que da vida a Laura una marchante de arte que descubrirá las habilidades pictóricas de una de las protagonistas de la serie. Asegura estar “feliz de participar en un proyecto que está dinamizando el sector audiovisual aragonés”.

Aunque la mayor parte de la serie se está rodando en Zaragoza en más de 30 localizaciones distintas, habrá guiños a Huesca y Teruel en muchos elementos de la propia serie.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR